Deportes

Villa Devoto presente en el equipo campeón de futsal

El equipo argentino de futsal, dirigido por Diego Giustozzi venció a Rusia por 5 a 4 y logró el título por primera vez en su historia.

Esta selección lleva un proceso de dos años y medio, desde que Diego Giustozzi asumió como entrenador, y tiene la base en una liga local que todavía es amateur.  Con mucho esfuerzo, dedicación y talento, Argentina se sumó a España (2000 y 2004) y a Brasil (1989, 1992, 1996, 2008, 2012) entre los campeones mundiales de esta disciplina. Los mundiales de futsal se disputan desde 1989 y en Colombia se disputó el octavo.

En el equipo campeón, el cual no perdió ningún encuentro en el torneo, contamos con dos jugadores provenientes nada más y nada menos que del club del barrio: Kimberley, ubicado en Joaquín V. González 3238.

Pablo Taborda (Líbero): juega en el Grupo Fassina Luparense de la Liga de Italia. Se inició en el club 17 de agosto y también jugó en Boca y Kimberley. Con 30 años disputa su segundo Mundial.

Santiago Basile (Lateral defensivo): llegó a ser premiado como uno de los mejores jugadores de la temporada en Argentina. Se desempeña en Kimberley, pero tuvo un exitoso paso por Boca, donde cosechó tres títulos.

 

El Club Kimberley Atlético Club, comenzó su vida a principios de siglo pasado, es un club social en el que la familia es la base sobre la que se construye un proyecto auspicioso para el futuro.

Hoy en día, es uno de los clubes de barrio que lidera los torneos masculino y femenino de la disciplina, siendo destacados también en el fútbol infantil.

Kimberley es el último campeón en AFA, título que le permitió representar al País en la Copa Libertadores, donde obtuvo un valioso cuarto puesto.

“El club está viviendo un gran momento y no es un club nuevo, tiene una historia rica en años: el 4 de agosto pasado cumplió ni más ni menos que 109 años. Más allá de este lindo presente, nunca nos olvidamos que somos un club recontra humilde, típico de barrio, con un gimnasio y cuatro o cinco personas que trabajan y ponen todo”, afirma Billy Villegas, Coordinador General del Club y a cargo del Futsal Masculino y del Baby Fútbol.

“La idea es crecer, acá mismo, hacia arriba, hacer distintas plantas para poder tener más canchas y poder recibir más gente. Hoy, además de Baby y Futsal, tenemos patín artístico: unas 500 familias pertenecen al club”, completa Villegas.

El Club Kimberley, un orgullo para el barrio de Villa Devoto.

Tags
Mostrar más

Dejá un comentario

error: CONTENIDO PROTEGIDO