Previniendo accidentes con la electricidad

La electricidad es el soporte fundamental para el progreso tecnológico. Resultan evidentes las ventajas que ella representa, tanto en la vida doméstica como en el ámbito laboral. Sin embargo, a pesar del control que sobre ella tenemos, nos vemos igualmente expuestos al riesgo de sufrir algún accidente por esta causa.

Los accidentes eléctricos son una de las principales causas de muerte en el hogar en edad adulta y más del 40% de los incendios tiene origen en fallas de las instalaciones eléctricas. Se advierte que cuantos más seguros nos sentimos en casa, menos percibimos los riesgos.

Es necesario extremar los cuidados durante su utilización e incorporar una actitud preventiva a fin de aprovechar sus beneficios. Si por el contrario, abusamos de ella sin tomar las debidas precauciones, nos enfrentaremos a un escenario en el que es posible que se produzcan accidentes cuyas consecuencias pueden llegar incluso a ser fatales.

No lo dudes ni un segundo: la electricidad puede ser mortal.

Mientras que los accidentes de tránsito en Argentina cuentan más de 7.000 muertos por año, los accidentes relacionados con la electricidad se estiman en 1.000 muertes al año, gran parte de ellas en el hogar.

Por el aporte de los bomberos sabemos que aproximadamente el 40% de los incendios son provocados por problemas eléctricos.

Con respecto a las edades, el segmento de mayor cantidad de muertes por origen eléctrico va de 11 a 20 años; le sigue el segmento de 21 a 30 años.

Otro detalle revelador es que más del 80% de los muertos por accidentes eléctricos son hombres, lo cual se da porque “están más en contacto” con ese tipo de instalaciones que las mujeres.

La electricidad viaja por un circuito cerrado y si alguien accidentalmente entra a formar parte de ese circuito eléctrico, la corriente fluye por su cuerpo y puede sufrir una descarga eléctrica y graves quemaduras. La gravedad de la descarga depende de la cantidad de corriente que fluya por el cuerpo, el camino que siga la corriente por el cuerpo, el tiempo que el cuerpo esté en el circuito, el voltaje y la cantidad de humedad en el ambiente. Los efectos pueden variar desde un cosquilleo hasta quemaduras graves y un infarto cardiaco.

Las causas más frecuentes de accidentes por riesgos eléctricos son:

  • Ignorancia
  • Imprudencia
  • Desconocimiento
  • Falta de preparación
  • Negligencia

La seguridad eléctrica no se agota en el diseño y construcción de instalaciones y artefactos respetando las normas. Son los usuarios de la electricidad, en particular del sector doméstico, quienes deben tomar los recaudos de prevención necesarios para evitar un accidente eléctrico.

Hoy se consume en cada hogar, 6 veces más electricidad que hace 25 años, y sin embargo la mayoría de las instalaciones eléctricas no fueron adecuadas a esta sextuplicación del consumo.
Esta dimensión fáctica está acompañada por otra perceptual: la mayoría de la gente considera que su vivienda sí es segura en términos eléctricos.

El accidente de origen eléctrico no tiene prensa y su seguimiento es escaso, a excepción de algunos casos graves, que en general involucra a menores de edad por ser más sensible al impacto mediático.

Es mejor prevenir que curar

  • Asegúrate de que tu vivienda tenga la instalación eléctrica en condiciones.
  • Cuando cambies una lámpara, arregles un tomacorriente, ficha, etc., corta la electricidad utilizando el interruptor.
  • Revisa periódicamente las fichas, cables y tomacorrientes, para asegurarte de que se encuentran en perfecto estado.
  • Si te vas a ausentar de tu vivienda por un tiempo prolongado, desconecta la luz; para así evitar incendios.
  • Evite tocar artefactos eléctricos en funcionamiento estando descalzo o con las manos mojadas.
  • Evita conectar varios artefactos eléctricos a derivación triple; la sobrecarga en la línea puede provocar cortocircuitos y producir un incendio.
  • Al comprar un artefacto eléctrico, debes asegurarte de que posea descarga a tierra.
  • Evita realizar instalaciones eléctricas y reparaciones si no eres especialista en el tema.
  • Al desenchufar un aparato, no tires del cable, toma de la ficha para desconectarlo.
  • Cuando en la casa hay niños pequeños, coloca tapitas en los tomacorrientes para que no introduzcan los dedos, alambres, tijeras, etc. en los enchufes.
  • No utilices herramientas eléctricas con las manos o pies húmedos.
  • No gastes bromas con la electricidad
  • Evita el uso de triples y zapatillas.
  • Recordá que el disyuntor diferencial normalizado es un medio muy eficaz para evitar la electrocución y los riesgos de incendio.

Tomate un momento para identificar y corregir los factores de inseguridad eléctrica de tu hogar. No es necesario mucho tiempo para comprobar el aislamiento de un cable o verificar si las protecciones eléctricas funcionan correctamente. Por el contrario, a veces hace falta una vida para superar las lesiones provocadas por no tener en cuenta estos sencillos aspectos.

 Fuentes: Asociación para la Promoción de la Seguridad Eléctrica

Selecciones Reader´ s Digest

http://100seguro.com.ar/los-accidentes-electricos-son-una-de-las-principales-

 

Deja un comentario

¿Qué hacer si se corta la luz?

Llega el verano, llegan los días de intenso calor y el consumo eléctrico se dispara. Esto no es nada nuevo. Ventiladores y aires acondicionados son los electrodomésticos más exigidos, no es para menos ya que hacen más confortable nuestro día a día y en ocasiones casi que son los únicos que pueden ponernos de buen humor.

Pero, ¿qué hacemos si la electricidad nos juega una mala pasada? ¿Cómo actuamos para mantener un nivel de seguridad y confort en un momento de emergencia como este?

Los recientes cortes de suministro de energía ocurrido en gran parte de nuestro país, deben alertarnos ante la inminente posibilidad de que nos ocurra también a nosotros. No podemos ignorarlo. Por eso debemos estar preparados adecuadamente en los temas preventivos, así como para enfrentar sus secuelas. Debe asumir una cultura de seguridad preventiva que permita conocer cómo actuar ante este tipo de situaciones de emergencia.

Más allá del confort que nos brindan el ventilador o el aire acondicionado, no es sólo por placer que los necesitamos. La salud juega un papel clave. Claro está que cuando las temperaturas son excesivamente altas, lo recomendable para evitar golpes de calor es permanecer en espacios acondicionados y ventilados. Como este, hay muchos otros ejemplos lógicos pero muchas veces el fastidio y el nerviosismo nos pueden llevar a una mala pasada.

Lo principal es que la familia sepa con antelación qué hacer en caso que falte el suministro eléctrico, así es más fácil que todos sepan dónde se guardan elementos tales como velas, linternas o lámparas de emergencias, así como también identificar las zonas de seguridad del hogar. Otro factor relevante es dar seguridad a los integrantes de la familia, a fin de evitar situaciones de pánico que puedan entorpecer el normal funcionamiento del hogar.

En caso de encontrarse fuera de casa, es vital que se identifique si está en una zona segura y evitar situaciones de riego, como cruces de calle, manejar solo si es necesario y evitar el uso de ascensores en caso de restitución de la energía ya que esta podría volver a cortarse.

Para prevenir y sobrellevar de la mejor manera la falta de energía eléctrica, te sugerimos lo siguiente

Consejos básicos:

  • Las personas y sus familias deberán conocer con antelación las áreas de seguridad tanto internas como externas en sus domicilios u oficinas.
  • Realice una evaluación de la estructura de su casa u oficina.
  • Tener siempre a mano un pequeño botiquín, una linterna y un radio a pilas.
  • Tenga un stock de alimento enlatado con vencimiento vigente.
  • Mantenga celular con carga suficiente
  • Tenga su vehículo con combustible suficiente
  • Acudir a las zonas de seguridad ya establecidas.
  • Manténgase alejado de vidrios y cornisas.
  • En lo posible evite el pánico y trate de mantener la calma.
  • No salir corriendo en zona de paso vehicular.
  • Si esta en un edificio, no utilice el ascensor inmediatamente después de que den la luz. Utilice la escalera por precaución.
  • Estar atentos a menores de edad, minusválidos y personas de la tercera edad

Tips para enfrentar el calor cuando se corta la luz:

  • Como primera medida, procurá tener siempre botellas de agua en tu freezer o congelador. Si te quedás sin luz por un par de horas, van a ser tus mejores aliadas.
  • Probablemente lo que más nos cueste con las altas temperaturas, sea dormir. Para poder conciliar el sueño, te sugerimos ducharte antes de dormir. Con el correr de las horas seguramente tu cuerpo se calentará pero por lo menos vas a conciliar el sueño. Cuando nos duchamos, bajamos la temperatura corporal. Por unos minutos nos hará olvidar completamente del calor.
  • Evitá comer alimentos pesados. Elegí las frutas y verduras, esto ayudará a mantener fresco tu cuerpo. Si tenés árboles grandes en tu patio, elegí sus sombras para pasar el rato.
  • Si el calor es insistente y la luz continúa sin volver, ir a pasear a un centro comercial que tenga aire acondicionado puede ser una buena opción. Los grandes parques arbolados también pueden ser una buena opción, ya que siempre conservan una temperatura fresca, menor a la de la ciudad.