Carlos Carballo: “Vivimos una epidemia que tiene que ver con la calidad de los alimentos y nuestros hábitos”

Carlos Carballo

La Ley de Emergencia Alimentaria ha puesto bajo la lupa cómo están comiendo los argentinos.

Si uno tuviera que hacerse la imagen de un ingeniero agrónomo en nuestro país, pensaría en una persona detrás de un escritorio trabajando para una gran empresa multinacional, leyendo suplementos y revistas relacionadas al campo, decidiendo qué semilla transgénica o qué aditivo comprar para aplicar y maximizar las ganancias en una gran plantación destinada a un monocultivo, probablemente de soja o maiz. Pero Carlos Carballo de ninguna manera daría con ese perfil. A él lo vas a encontrar con los pies en el barro de la realidad social argentina y del trabajo cotidiano de la agro-ecología, transmitiendo a sus alumnos y colegas un carisma amistoso y una amorosa disposición de maestro y abuelo el quehacer cotidiano.

Todos los viernes por la tarde el está en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires pero no dando clases en un aula sino en el fondo, al costado de un camino delimitado por árboles y arbustos, bajo una carpa blanca que protege del sol los bolsones de verdura agro-ecológica producida en la facultad o por emprendimientos que siguen la misma filosofía. Es decir, lo vas a encontrar predicando con el ejemplo, a sus 60 y pico de años, en la tarea de promover un comercio justo en varios sentidos, acercando productos de calidad a la realidad del bolsillo popular. De eso se trata un poco la iniciativa de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria que él comanda desde hace muchos años, un espacio se enriquece con el aporte voluntario de sus miembros y abierto a todo aquel que le interese participar.

Es que la alimentación es un tema serio y en Argentina se debería haber abordado desde una nueva perspectiva. Recientemente, el Indec publicó dos documentos muy preocupantes. Uno es el que la pobreza alcanzó el 34,5% de los argentinos y el otro es que el 60% tiene enfermedades relacionadas con la mala alimentación. Datos que retratan las consecuencias en la sociedad del actual sistema de acceso, consumo y producción de los alimentos en nuestro país.

Entrevistador: – Recientemente se ha sancionado la Ley de Emergencia Alimentaria, una rápida respuesta ante el creciente número de pobres. ¿Qué piensa sobre las políticas de producción y acceso a los alimentos que se que se han implementado?

Ing. Carlos Carballo: – La Ley de Emergencia Alimentaria hizo un reconocimiento formal de una problemática muy grave pero nosotros hemos participamos en la discusión de los primeros borradores del proyecto hace dos años y medio atrás y estuvieron cajoneados. Se agudizó la situación. Pensamos que la emergencia y urgencia no tendría que perder de vista que estamos reflexionando una problemática central para el desarrollo de Argentina porque, por un lado, de la misma forma que decimos que cinco millones de argentinos no están comiendo adecuadamente, decimos que 15 millones de personas en Argentina y el 55% de nuestros pibes son pobres, por otro lado tenemos las dos terceras partes de la población, el 60% de la población con sobrepeso y obesidad. Tenemos más de un 30% de la población con valores muy elevados de colesterol, tenemos un 10% de diabetes y está creciendo enormemente la cantidad de enfermedades no transmisibles a tal punto que estamos hablando de una epidemia que tiene que ver con la calidad de la alimentación y nuestros hábitos de vida. Este contexto desafortunado, lamentable doloroso que estamos atravesando, nos obliga a hacernos una buena cantidad de preguntas.

Efectivamente. Las consecuencias de este gran problema están a la vista y lo que necesitamos ahora son nuevas respuestas o, mejor dicho, un cambio de paradigma que le permita a cada uno, en primera instancia, poder reconocer con información clara qué tipos de alimentos nos conviene. Porque, sin ir más lejos, muchas veces optamos por consumir algo que él denomina “OCNI”, objetos comestibles no identificados, es decir no estamos incorporando alimentos.

E: – Por lo que comenta, cuando hablamos de alimentación, también hablamos de salud. Si no comemos, nos enfermamos y nos morimos. Lo mismo ocurre si nos alimentamos mal.
¿Usted cree que este tema tan importante y tan básico debería ser parte, al menos, de la currícula escolar como para incorporar esta información de modo que pronto sepamos lo importante que es la alimentación?
C.C: -Nosotros tenemos gravísimos problemas de alimentación y de nutrición que se han venido agudizando. ¿Por qué se han venido agudizando? ¿A qué causas se deben el agravamiento de la problemática alimentaria y nutricional? Si nos pusiéramos más o menos de acuerdo, tendríamos que
rápidamente encontrar alguna prioridad. Países vecinos, como el caso de Chile, han hecho un cambio que resultó ser revolucionario. Simplemente modificando las etiquetas de los alimentos. El
cambio de hábitos alimentarios que se ha visto en Chile, desde hace dos años que se implementó esto, ha sido fantástico sin que haya habido una gran política de educación alimentaria. Tres, cuatro
o cinco imágenes en cada paquete: contiene mucha azúcar, contiene mucha grasa, contiene mucha
sal, automáticamente el consumidor cambió de actitud. Simplemente eso. Esas son herramientas que podríamos implementar. Junto con eso, podríamos acompañar con educación alimentaria y acceso a alimentos de más calidad. En esta semana se terminó de aprobar una ordenanza municipal en Lomas de Zamora por la cual todos los jardines de infantes tienen que tener una huerta orgánica.
Eso es acercarse a la naturaleza, es empezar a producir los propios alimentos, producirlos de una forma determinada y aprender a consumirlos. Eso es otro cambio revolucionario. Si el consumidor
no tiene un rol activo, las transformacionales en el sistema alimentario van a ser más lentas.

E: – ¿Cuál es la responsabilidad de cada uno en este proceso ?

C.C: -Si miramos el panorama, nos vamos a encontrar millones de consumidores, posiblemente miles de productores pero nos vamos a encontrar en cada caso con 5 o 6 grandes conglomerados distribuidores mayorista de alimentos. Uno de capital nacional, los otros no. Y en casi todas las ramas de actividad nos vamos a encontrar como unas pocas empresas, cada vez menos y cada vez más de capitales internacionales. Entonces, estás seguramente no son casualidades y hay explicaciones para eso. En función de nuestras propuestas, nos parece que hay roles o funciones que tienen responsables concretas, Hay unas que son claramente del Estado, de los distintos niveles del Estado. Hay roles que son de la sociedad, de las comunidades, de los grupos organizados, de los movimientos sociales y hay roles que son de nuestra familia y de cada uno de nosotros, que no pueden ser independientes. Así que tenemos que articularlos. Lo que nosotros queremos es construir un puente entre los agricultores familiares y los habitantes urbanos. Parece que el grado de conciencia y organización de los habitantes urbanos es un elemento traccionador muy importante de los cambios y transformaciones a nivel agrario. Los alimentos y la actitud activa de sus consumidores. Acá voy a recoger un concepto de Atilio Boron, rector de nuestra Universidad, que indica que mirando los procesos de América Latina dice que alguna de las preguntas que tendríamos que hacernos viendo lo que nos está pasando ahora es si nuestros gobierno pusieron mucho más énfasis en crear consumidores que formar ciudadanos. A nosotros nos parece que la agroecología la economía social y la organización solidaria constituye la estructura de ese puente.

Ciertamente, este es un tema que merece reflexión. ¿Cómo podríamos cambiar el paradigma de la producción, comercialización y acceso a los alimentos sin que el consumidor no se involucre concreta y activamente? Para estos nuevos espacios revolucionarios, lo más importante es que la base de la soberanía alimentaria sea la democratización de la información, la producción, la circulación y el consumo, ya que sin esta no se alcanza la seguridad alimentaria de la población, el tema que tanto nos preocupa hoy. Por eso, esta cátedra ha estado implementado una feria mensual denominada “del productor al consumidor”, cursos de economía social y la comercialización de bolsones con verduras producidas de forma natural, sin químicos y a precios populares, porque la alimentación antes que un negocio, es un derecho que debería estar al alcance de todos.

Lanzan la campaña “Es amor lo que sangra” para incentivar a donación de sangre

sangre

Con el apoyo de la banda de rock Soda Stereo, el gobierno nacional convoca a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas.

El Ministerio de Salud de la Nación lanzó la campaña “es amor lo que sangra” para promover la donación voluntaria de sangre durante la pandemia, en colaboración con los integrantes de Soda Stereo: Charly Alberti y Zeta Bosio. En esta iniciativa se convoca a todas las personas a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas. La sangre es un componente insustituible y su provisión depende del acto altruista de cada uno de nosotros. Un donante salva 4 vidas.

Se trata de una movida solidaria que aprovecha la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, que se festeja todos los 14 de junio, para incentivar la donación voluntaria de sangre, especialmente en el contexto actual de la pandemia Covid-19 y de las distintas medidas de aislamiento adoptadas en el país. La iniciativa impulsada por la cartera de Salud del gobierno nacional cuenta con el apoyo de la reconocida banda de rock y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La importancia de la donación radica en que no existe ningún producto capaz de sustituir completamente a la sangre humana, por lo que la donación voluntaria constituye un pilar fundamental para poder garantizar una provisión de sangre de calidad asegurada y en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades terapéuticas de todos los pacientes. Se calcula que un donante salva 4 vidas.

En Argentina se registran anualmente 1.400.000 donaciones y se producen 4.000.000 millones de componentes sanguíneos. Aunque en la actualidad aún prevalece la donación de carácter familiar y de reposición, en 2019 la donación de tipo voluntaria y habitual en nuestro país ascendió a un 40% del total. El modelo de donación habitual por parte de la comunidad es lo más seguro y permite organizar adecuadamente el stock de componentes sanguíneos en los bancos de sangre, evitando postergaciones en el tratamiento de los pacientes o el descarte de unidades no utilizadas. Al mismo tiempo, permite a los donantes organizarse para donar periódicamente y con regularidad, sin interferir en sus actividades cotidianas.
La sangre es un tejido líquido que recorre el organismo transportando células y todos los elementos necesarios para realizar las funciones vitales. La cantidad de sangre de una persona está en relación con su edad, peso, sexo y altura. Se compone de glóbulos rojos o hematíes, que son las células que transportan el oxígeno desde los pulmones hasta los diferentes tejidos del cuerpo; los glóbulos blancos o leucocitos, encargados de proteger al organismo generando los anticuerpos; las plaquetas, que intervienen cuando se produce una rotura en alguna de las conducciones de la sangre; y el plasma, que es el componente líquido de la sangre donde se encuentran circulando las células sanguíneas y los anticuerpos.

campaña sangre

Para quien tenga la intención de donar sangre

La donación de sangre es un acto sencillo, rápido, prácticamente indoloro y seguro, y no es necesario estar en ayunas para donar.

Puede donar sangre cualquier hombre o mujer que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Tenga entre 18 y 65 años de edad.
  • Pese más de 50 Kg.
  • Se sienta bien de salud.
  • No padezca enfermedades que se transmitan por sangre (hepatitis, Chagas, etc).
  • No haya tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año.
  • No se haya realizado durante el último año tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas.

Para seguridad de los donantes durante todo el procedimiento, es importante saber que la persona es atendida por un equipo profesional encargado de realizar la entrevista con personal especialmente capacitado que determina si puede hacerlo. A su vez, la extracción es realizada por personal técnico siguiendo estrictas normas de calidad, higiene y confort con el uso de material descartable para evitar cualquier riesgo.

Cabe destacar, que en el actual contexto de pandemia de COVID-19, los equipos de promoción y colecta han reforzado las medidas indicadas por el Ministerio de Salud de la Nación en cuanto a higiene, protección y distancia social para garantizar la seguridad de los donantes. En este sentido, se han generado distintas estrategias como el acondicionamiento de espacios de donación fuera del ámbito hospitalario, la modalidad de colecta domiciliaria con vehículos acondicionados para tal fin, así como la divulgación a través de redes sociales de fechas, horarios y lugares de colectas.

Las personas interesadas en ser donantes voluntarios pueden consultar lugares de donación en todo el país en la página web del Ministerio de Salud de la Nación  www.argentina.gob.ar/salud/donarsangre/donde o al teléfono 0 800 222 1002.

¿Qué es el Coronavirus? Las respuestas a las preguntas más frecuentes

coronavirus

Son muchas las preguntas que uno se hace pero las más importantes son las que resuelven nuestros problemas cotidianos.

¿Cómo se define un caso de Coronavirus?

La definición de cada caso es dinámica y puede variar según situación epidemiológica. La información actualizada de caso y la lista de países que hacen a esa definición se encuentra en el sitio de Argentina.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

La enfermedad puede propagarse de una persona infectada por el virus a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que lo rodean, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad
  • Tos
  • Falta de respiración

Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

¿Es posible contagiarse por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo.

¿Cuál es la población de mayor riesgo?

Entre los grupos de riesgo se encuentran:

  • Personas mayores de 65 años
  • Las personas que padecen afecciones médicas subyacentes
  • Personas con hipertensión arterial y/o enfermedades cardiovasculares
  • Diabético
  • Embarazadas
  • Personas con enfermedad respiratoria crónica (asma, epoc, bronquitis crónica, etc.)

¿Cada cuánto tiempo me tengo que lavar las manos?

Después de haber tocado alguna superficie de contacto público (Ej: medios de transporte), antes y después de comer, después de ir al baño y en caso de haber permanecido en contacto con una persona que viajo al exterior y tenga síntomas de Coronavirus.

¿Si tengo síntomas, tengo que ir a un Centro de Salud?

No. Hay que llamar al 107. Vas a ser atendido por un grupo de especialistas que van a informarte cuáles son los pasos a seguir.

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento para la COVID-19?

Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

¿Debo llevar tabapocas para protegerme?

El uso de tapabocas caseros está recomendado para evitar que las gotitas de tos, estornudos o al hablar, caigan sobre objetos que otros puedan tocar o contagien a otras personas. Según la resolución en vigencia desde el 15 de abril, todos aquellos que circulen por cualquier espacio público de la Ciudad, es obligatorio el uso de tapaboca.

¿Por qué es importante permanecer en nuestras casas?

El aislamiento limita el movimiento de personas por las calles haciendo mucho más difícil la transmisión del virus, el cual se trasmite a través de las goticulas que expulsamos al toser o estornudar y pueden permanecer en los objetos. Es importante cumplir con esta condición para cuidarnos y sobre todo cuidar a la población de riesgo: mayores de 65 años, hipertensos, diabéticos y fumadores, fumadores y personas inmunodeprimidas o con problemas respiratorios crónicos.

¿Qué podemos hacer para ayudar a que no se siga propagando el virus?

  • Verifiquemos la información que nos llega y no difundamos noticias falsas.
  • No fomentemos el pánico y el miedo al resto de la sociedad.
  • Asumamos las medidas adoptadas por el Gobierno para cuidarnos y evitemos estar en lugares muy concurridos.
  • Tomemos las medidas aconsejadas de higiene personal.
  • Es importante la salud de todos, no sola la mía.
  • Todos podemos hacer algo para prevenir el contagio o propagación social del virus.

¿Es seguro recibir un paquete de una zona en la que se hayan notificado casos de COVID-19?

Sí. La probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días.

¿Quiénes pueden entrar al país con la nueva disposición del Gobierno Nacional sobre el cierre de fronteras?

Sólo podrán entrar al país personas que sean de nacionalidad argentina que busquen repatriarse o personas extranjeras con residencia permanente en Argentina. Al hacerlo deben cumplir con el período de aislamiento social de 14 días obligatorio como medida de prevención presenten o no síntomas de COVID-19.

¿En caso de haber estado en contacto con una persona que haya viajado al exterior qué se debe hacer?

Se deben tomar las medidas recomendadas para la población general:

  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol en gel.
  • Evitar tocarse la cara con la mano.
  • Evitar compartir bebidas, alimentos, vajillas, ni objetos personales con nadie.
  • Lavar con agua y lavandina las superficies de contactos como escritorios o picaportes.
  • Evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza. Los estudios realizados indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones, por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente. Los lugares de mayor riesgo son: piso, cama, mesa de luz, mesada, escritorio, computadoras y celulares.

¿Cómo es recomendable limpiar los espacios públicos compartidos por varias personas?

Limpieza húmeda: una solución con agua tibia y detergente de uso doméstico Desinfección de las superficies: Una vez realizada la limpieza de superficies se procede a su desinfección. Preparar Hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina con concentración de 55 gr/litro): Colocar 100 ml de lavandina de uso doméstico en 10 litros de agua. Con esta solución pueden desinfectarse las superficies que estén visiblemente limpias o luego de su limpieza. Esta solución produce rápida inactivación de los virus y otros microorganismos.

¿Es necesario limpiar el celular? ¿Cómo?

Es recomendable ya que los gérmenes pueden permanecer en objetos. Para limpiar el celular o aparatos electrónicos se recomienda apagarlo y retirar todos los cables antes de limpiarlo. Luego, utilizar una tela con tratamiento antipelusa (por ejemplo, la que te regalan las ópticas cuando te compras lentes nuevos) ligeramente humedecida para retirar la suciedad. No recurrir a productos de limpieza. Por último, se pueden usar toallitas húmedas que contengan un 70% de alcohol isopropílico para las superficies exteriores de los aparatos electrónicos.

¿Cuáles son las recomendaciones especiales para mayores de 60 años y personas dentro del grupo de riesgo?

  • Aislamiento social estricto, evitar las actividades sociales, fundamentalmente lugares cerrados con concurrencia importante de personas, y visitas de personas sintomáticas o que hayan transitado en áreas con transmisión.
  • Recibir la vacuna antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo según recomendaciones nacionales
  • NO viajar a áreas de transmisión de coronavirus
  • Residentes en instituciones para personas mayores: Evitar las visitas de todas las personas con síntomas respiratorios y quienes hayan estado en lugares de transmisión viral en los últimos 14 días.

Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios es fundamental la consulta inmediata a través de la línea 107 para disminuir el riesgo y organizar la consulta posterior.

¿Qué sucede si una persona comienza a presentar fiebre luego de los 15 días de regresar de zonas con circulación viral?

La incubación de la enfermedad es de máximo 14 días. Por lo tanto, la fiebre puede corresponder a un motivo diferente al coronavirus. Es recomendable realizarse un control en un centro médico.

¿Es necesario tomar precauciones con los animales vivos o con los productos animales?

No hay evidencia de transmisión de animales a seres humanos.

¿Qué debe hacer una persona que regresa de un país con circulación viral y presenta síntomas (Ej: dolor de garganta, respiratorio pero sin fiebre y sin comorbilidades)?

Debe permanecer en aislamiento extrahospitalario hasta que las autoridades sanitarias indiquen que puede volver a su domicilio a cumplir con el aislamiento social obligatorio.

¿Qué debe hacer una persona que regresa de un país con circulación viral que presenta fiebre pero actualmente está asintomático?

Ese paciente tiene que ser considerado como sospechoso y realizar el aislamiento con toma de muestra.

¿Qué debe hacer un extranjero de países con circulación viral que está asintomático y llega a Argentina y no posee red de contención?

Debe permanecer en aislamiento en hotel.

¿Qué hago si no atiende el 107?

Debido a la inusual cantidad de llamadas para consultar por el coronavirus luego de los anuncios públicos, la línea 107 tiene picos de atención que pueden ocasionar demoras. Es importante concientizar sobre el uso responsable.

De todos modos: Si volviste de viaje los últimos 14 días, tenes síntomas y obra social o prepaga, es importante que lo transmitas. Mientras se acerca la ambulancia, toma los siguientes recaudos: mantener los ambientes ventilados, no compartir alimentos, vasos, cubiertos y otros elementos y evitar contacto físico.

¿Qué sucede con eventos y espectáculos masivos?

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta firmó un decreto que establece la suspensión de actividades turísticas y eventos masivos, considerando como tales a todos aquellos con una concurrencia superior a las 200 personas. Entre las actividades suspendidas se destacan:

  • Recitales
  • Boliches bailables – locales Clase C
  • Congresos y conferencias internacionales
  • Museos públicos y privados
  • Bus turístico
  • Asistencia de público a eventos deportivos

¿Qué sucede con las actividades en las instituciones educativas?

Las clases presenciales se encuentran suspendidas en todas las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires. Las escuelas permanecerán abiertas para poder garantizar que los chicos accedan a los alimentos que allí se proveen. También serán utilizadas para la campaña de vacunación a adultos mayores para evitar las conglomeraciones de personas en los centros de salud de la Ciudad.

¿Qué es el coronavirus, cómo se contagia y cuáles son los síntomas?

Coronavirus

Se trata de un tema que requiere que todos estemos bien informados.

El Coronavirus ya llegó a más de 120 países y se presenta como una amenaza a los sistemas de salud de los menos desarrollados. Si bien la cantidad de contagios comenzó a declinar en China, el país de origen, los infectados están en alza en varios continentes y la cifra total supera a los 120.000. Por eso, para colaborar con la contención de esta epidemia, brindamos una serie de respuestas a las preguntas más frecuentes y así perder un poco el miedo para ponernos manos a la obra.

¿Qué es el Coronavirus?

Se llama “Coronavirus” a una determinada familia de virus. Se descubrieron en la década de los 60 pero su origen todavía es desconocido. Se trata de un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales. Debe su nombre tan particular al aspecto visual que presenta su estructura anatómica, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

A su vez, existen diferentes tipos de Coronavirus que provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave, como una forma grave de neumonía. Gran parte de los Coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un Coronavirus, generalmente durante su infancia. Aunque son más frecuentes en otoño o invierno, se pueden adquirir en cualquier época del año.

En los últimos años se han descrito tres importantes brotes epidémicos causados por Coronavirus.

¿Qué tipos de Coronavirus existen?

Hay que señalar que la gravedad de cada tipo de Coronavirus puede variar sustancialmente entre uno y otro:

  • Coronavirus del resfriado: Esta variante de Coronavirus corresponde a los tipos 229E y OC43, que provocan los síntomas comunes de un resfriado aunque en los casos más graves también pueden ocasionar una neumonía en personas de edad avanzada o en neonatos.
  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave, también conocido como SARS y SRAG, se inició en noviembre de 2002 en China. Afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov se ha estimado aproximadamente en un 10%. Es una forma grave de neumonía. Provoca dificultad respiratoria y fiebre superior a los 38 grados. El brote de 2002 se extendió por todo el mundo aunque su mayor frecuencia se ha presentado en el Este asiático.
  • MERS-CoV: El Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se han notificado hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes. La letalidad es, por tanto, del 35%. Causa graves problemas respiratorios, además de fiebre, tos y dificultad para respirar, aunque en un primer momento puede ser asintomático. En los casos más graves también se produce expectoración de sangre, diarrea y vómitos. Desde el primer brote se han reportado muchos casos en Oriente Medio aunque también ha llegado a Europa y Estados Unidos.
  • COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo Coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces, la cantidad de nuevos infectados ha sido continua y la transmisión de persona a persona es alta.  Este nuevo Coronavirus muestra una secuencia genética que coincide con la del SRAS-CoV en un 80%. No obstante, en un principio parece menos virulento y con una tasa de letalidad inferior. Sin embargo, su taza de contagio ha sido muy superior, provocando miles de casos más que el SRAS-CoV y, como consecuencia, un número de fallecimientos superior. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la situación actual como pandemia. Hay personas infectadas en la mayoría de los países y los profesionales sanitarios insisten en la necesidad de seguir las medidas preventivas y evitar la alarma social. De momento, los países más afectado en Europa son Italia y España.

¿Cuáles son sus causas?

Todo parece indicar que nuevo Coronavirus, COVID-19, es un virus zoonótico, es decir, tiene una procedencia animal y se ha transmitido en el contacto con humanos. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

Como en otros virus que causan neumonía, cuando se transmiten en humanos, el contagio se produce generalmente por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o, simplemente, al hablar.

¿Cuáles son los síntomas?

Hay que señalar que el espectro clínico de este tipo de infecciones varía, desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. En general, los síntomas principales de las infecciones por coronavirus pueden ser los siguientes:

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos y malestar general.
  • Secreción y goteo nasal.

Tal y como ocurre con el virus de la gripe, los síntomas más graves y la mayor mortalidad se registra tanto en personas mayores como en aquellos individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica. En los casos más graves pueden ocasionar insuficiencia respiratoria.

¿Cuál es el pronóstico de un enfermo de Coronavirus?

Básicamente, la supervivencia del paciente dependerá del tipo de Coronavirus contraído:

  • Los coronavirus de resfriado tienen tasas muy altas de recuperación y prácticamente todos los afectados consiguen vencer al virus a los pocos días.
  • Los coronavirus de SRAS también se superan en la mayoría de los casos, aunque entre el nueve y el 12 por ciento de los casos ocasionan la muerte del paciente. Tienen más expectativa de vida los pacientes jóvenes pues suelen presentar unos síntomas más leves.
  • La tasa de supervivencia del MERS es menos elevada, alcanzando alrededor de un 36 por ciento en mortalidad, según especifica la Organización Mundial de la Salud.
  • Aún es pronto para determinar la tasa de letalidad del virus COVID-19 pero parece inferior a la de los anteriores. No obstante, dado que transmisión del virus está siendo muy superior a la de las anteriores epidemias, el número de fallecimientos también es mucho más elevado. La edad avanzada y las patologías crónicas como la hipertensión, enfermedades coronarias, enfermedades respiratorias, cáncer, diabetes son los principales factores de riesgo asociados a una mayor gravedad y letalidad en la infección.

¿Existen métodos preventivos?

El dato más importante a destacar es que hasta la fecha no se dispone de vacuna ni de tratamiento específico para combatir preventivamente la infección por coronavirus. Por eso, la única alternativa para evitar contraer este virus es no concurrir a lugares donde existe un mayor riesgo de transmisión -fundamentalmente las zonas en las que se han registrado casos- y evitar el contacto con personas que hayan sido contagiadas. Ahora bien, muchas veces puede ocurrir que el portador no presenta síntomas y que nadie se de cuenta de ello. Por eso, mantener la higiene de las manos, protegerse los ojos, la nariz, la boca y no asistir a eventos donde haya una gran concurrencia de personas, pueden ser la estrategia más eficaz para cortar la propagación del virus. Por esta razón, se aconseja cubrirse la boca con el pliege del codo cuando se tose o estornuda. Esto es para nadie esparza partículas en el espacio que comparte con otras personas.

La población sana no necesita utilizar mascarillas, más sí deberían usarlos aquellas que están enfermas. Se advierte que un uso inadecuado de mascarillas puede contribuir al desabastecimiento.

Hasta el momento, estas medidas tan básicas deben ser aplicadas por todos. Sin embargo, son los grupos de riesgo aquellos que deben cuidarse con mayor atención.

¿Cómo es el diagnóstico?

Para determinar si el malestar que sufre un paciente proviene de un simple resfriado o de un Coronavirus, los médicos puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre.

En casos de sospecha de Coronavirus se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, así como otros análisis de coagulación de sangre, un análisis bioquímico y un conteo sanguíneo. Asimismo, con el fin de contener la transmisión, se efectúa una evaluación a aquellas personas que presentan los síntomas y que puedan ser proclives a contraer el virus.

El control de la temperatura (con cámaras térmicas y termómetros digitales) de las personas que llegan a un aeropuerto procedentes de zonas afectadas ha sido una de las medidas que se han puesto en marcha para detectar posibles casos del COVID-19, tal y como se hizo con los brotes anteriores. También se realizan cuestionarios a los viajeros; en caso de sospecha, se les somete a evaluación y, en su caso, se les traslada a centros sanitarios.

¿Cuánto tiempo pasa desde que alguien es contagiado hasta que empieza a contagiar a otros la enfermedad?

Al tiempo que se tarda entre el momento en el que te contagias y comienzas a desarrollar síntomas se le llama periodo de incubación. Para COVID-19 oscila entre 1 y 14 días, con una media de 5, calcula la OMS. El contagio antes de que comiencen los síntomas está documentado científicamente y existe, pero lo frecuente es transmitirla en un punto más álgido, con más carga viral. Cuantas más secreciones respiratorias, más riesgo.

¿Cuáles son los teléfonos de emergencia?

Si se tienen sospechas de coronavirus, no hay que acudir al centro sanitario. Si vivís en la Ciudad de Buenos Aires, tenes que llamar al 107 para comunicar la situación o al 148 si vivis en la provincia de Buenos Aires. Podrás resolver tus dudas y se te indicará qué pasos debes seguir.