Lanzan la campaña “Es amor lo que sangra” para incentivar a donación de sangre 109

sangre

Con el apoyo de la banda de rock Soda Stereo, el gobierno nacional convoca a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas.

El Ministerio de Salud de la Nación lanzó la campaña “es amor lo que sangra” para promover la donación voluntaria de sangre durante la pandemia, en colaboración con los integrantes de Soda Stereo: Charly Alberti y Zeta Bosio. En esta iniciativa se convoca a todas las personas a continuar donando sangre para garantizar las distintas prácticas médicas. La sangre es un componente insustituible y su provisión depende del acto altruista de cada uno de nosotros. Un donante salva 4 vidas.

Se trata de una movida solidaria que aprovecha la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, que se festeja todos los 14 de junio, para incentivar la donación voluntaria de sangre, especialmente en el contexto actual de la pandemia Covid-19 y de las distintas medidas de aislamiento adoptadas en el país. La iniciativa impulsada por la cartera de Salud del gobierno nacional cuenta con el apoyo de la reconocida banda de rock y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La importancia de la donación radica en que no existe ningún producto capaz de sustituir completamente a la sangre humana, por lo que la donación voluntaria constituye un pilar fundamental para poder garantizar una provisión de sangre de calidad asegurada y en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades terapéuticas de todos los pacientes. Se calcula que un donante salva 4 vidas.

En Argentina se registran anualmente 1.400.000 donaciones y se producen 4.000.000 millones de componentes sanguíneos. Aunque en la actualidad aún prevalece la donación de carácter familiar y de reposición, en 2019 la donación de tipo voluntaria y habitual en nuestro país ascendió a un 40% del total. El modelo de donación habitual por parte de la comunidad es lo más seguro y permite organizar adecuadamente el stock de componentes sanguíneos en los bancos de sangre, evitando postergaciones en el tratamiento de los pacientes o el descarte de unidades no utilizadas. Al mismo tiempo, permite a los donantes organizarse para donar periódicamente y con regularidad, sin interferir en sus actividades cotidianas.
La sangre es un tejido líquido que recorre el organismo transportando células y todos los elementos necesarios para realizar las funciones vitales. La cantidad de sangre de una persona está en relación con su edad, peso, sexo y altura. Se compone de glóbulos rojos o hematíes, que son las células que transportan el oxígeno desde los pulmones hasta los diferentes tejidos del cuerpo; los glóbulos blancos o leucocitos, encargados de proteger al organismo generando los anticuerpos; las plaquetas, que intervienen cuando se produce una rotura en alguna de las conducciones de la sangre; y el plasma, que es el componente líquido de la sangre donde se encuentran circulando las células sanguíneas y los anticuerpos.

campaña sangre

Para quien tenga la intención de donar sangre

La donación de sangre es un acto sencillo, rápido, prácticamente indoloro y seguro, y no es necesario estar en ayunas para donar.

Puede donar sangre cualquier hombre o mujer que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Tenga entre 18 y 65 años de edad.
  • Pese más de 50 Kg.
  • Se sienta bien de salud.
  • No padezca enfermedades que se transmitan por sangre (hepatitis, Chagas, etc).
  • No haya tenido relaciones sexuales de riesgo en el último año.
  • No se haya realizado durante el último año tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas.

Para seguridad de los donantes durante todo el procedimiento, es importante saber que la persona es atendida por un equipo profesional encargado de realizar la entrevista con personal especialmente capacitado que determina si puede hacerlo. A su vez, la extracción es realizada por personal técnico siguiendo estrictas normas de calidad, higiene y confort con el uso de material descartable para evitar cualquier riesgo.

Cabe destacar, que en el actual contexto de pandemia de COVID-19, los equipos de promoción y colecta han reforzado las medidas indicadas por el Ministerio de Salud de la Nación en cuanto a higiene, protección y distancia social para garantizar la seguridad de los donantes. En este sentido, se han generado distintas estrategias como el acondicionamiento de espacios de donación fuera del ámbito hospitalario, la modalidad de colecta domiciliaria con vehículos acondicionados para tal fin, así como la divulgación a través de redes sociales de fechas, horarios y lugares de colectas.

Las personas interesadas en ser donantes voluntarios pueden consultar lugares de donación en todo el país en la página web del Ministerio de Salud de la Nación  www.argentina.gob.ar/salud/donarsangre/donde o al teléfono 0 800 222 1002.

¿Qué es el coronavirus, cómo se contagia y cuáles son los síntomas? 181

Coronavirus

Se trata de un tema que requiere que todos estemos bien informados.

El Coronavirus ya llegó a más de 120 países y se presenta como una amenaza a los sistemas de salud de los menos desarrollados. Si bien la cantidad de contagios comenzó a declinar en China, el país de origen, los infectados están en alza en varios continentes y la cifra total supera a los 120.000. Por eso, para colaborar con la contención de esta epidemia, brindamos una serie de respuestas a las preguntas más frecuentes y así perder un poco el miedo para ponernos manos a la obra.

¿Qué es el Coronavirus?

Se llama “Coronavirus” a una determinada familia de virus. Se descubrieron en la década de los 60 pero su origen todavía es desconocido. Se trata de un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales. Debe su nombre tan particular al aspecto visual que presenta su estructura anatómica, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

A su vez, existen diferentes tipos de Coronavirus que provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave, como una forma grave de neumonía. Gran parte de los Coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un Coronavirus, generalmente durante su infancia. Aunque son más frecuentes en otoño o invierno, se pueden adquirir en cualquier época del año.

En los últimos años se han descrito tres importantes brotes epidémicos causados por Coronavirus.

¿Qué tipos de Coronavirus existen?

Hay que señalar que la gravedad de cada tipo de Coronavirus puede variar sustancialmente entre uno y otro:

  • Coronavirus del resfriado: Esta variante de Coronavirus corresponde a los tipos 229E y OC43, que provocan los síntomas comunes de un resfriado aunque en los casos más graves también pueden ocasionar una neumonía en personas de edad avanzada o en neonatos.
  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave, también conocido como SARS y SRAG, se inició en noviembre de 2002 en China. Afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov se ha estimado aproximadamente en un 10%. Es una forma grave de neumonía. Provoca dificultad respiratoria y fiebre superior a los 38 grados. El brote de 2002 se extendió por todo el mundo aunque su mayor frecuencia se ha presentado en el Este asiático.
  • MERS-CoV: El Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se han notificado hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes. La letalidad es, por tanto, del 35%. Causa graves problemas respiratorios, además de fiebre, tos y dificultad para respirar, aunque en un primer momento puede ser asintomático. En los casos más graves también se produce expectoración de sangre, diarrea y vómitos. Desde el primer brote se han reportado muchos casos en Oriente Medio aunque también ha llegado a Europa y Estados Unidos.
  • COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo Coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces, la cantidad de nuevos infectados ha sido continua y la transmisión de persona a persona es alta.  Este nuevo Coronavirus muestra una secuencia genética que coincide con la del SRAS-CoV en un 80%. No obstante, en un principio parece menos virulento y con una tasa de letalidad inferior. Sin embargo, su taza de contagio ha sido muy superior, provocando miles de casos más que el SRAS-CoV y, como consecuencia, un número de fallecimientos superior. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la situación actual como pandemia. Hay personas infectadas en la mayoría de los países y los profesionales sanitarios insisten en la necesidad de seguir las medidas preventivas y evitar la alarma social. De momento, los países más afectado en Europa son Italia y España.

¿Cuáles son sus causas?

Todo parece indicar que nuevo Coronavirus, COVID-19, es un virus zoonótico, es decir, tiene una procedencia animal y se ha transmitido en el contacto con humanos. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

Como en otros virus que causan neumonía, cuando se transmiten en humanos, el contagio se produce generalmente por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o, simplemente, al hablar.

¿Cuáles son los síntomas?

Hay que señalar que el espectro clínico de este tipo de infecciones varía, desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. En general, los síntomas principales de las infecciones por coronavirus pueden ser los siguientes:

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos y malestar general.
  • Secreción y goteo nasal.

Tal y como ocurre con el virus de la gripe, los síntomas más graves y la mayor mortalidad se registra tanto en personas mayores como en aquellos individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica. En los casos más graves pueden ocasionar insuficiencia respiratoria.

¿Cuál es el pronóstico de un enfermo de Coronavirus?

Básicamente, la supervivencia del paciente dependerá del tipo de Coronavirus contraído:

  • Los coronavirus de resfriado tienen tasas muy altas de recuperación y prácticamente todos los afectados consiguen vencer al virus a los pocos días.
  • Los coronavirus de SRAS también se superan en la mayoría de los casos, aunque entre el nueve y el 12 por ciento de los casos ocasionan la muerte del paciente. Tienen más expectativa de vida los pacientes jóvenes pues suelen presentar unos síntomas más leves.
  • La tasa de supervivencia del MERS es menos elevada, alcanzando alrededor de un 36 por ciento en mortalidad, según especifica la Organización Mundial de la Salud.
  • Aún es pronto para determinar la tasa de letalidad del virus COVID-19 pero parece inferior a la de los anteriores. No obstante, dado que transmisión del virus está siendo muy superior a la de las anteriores epidemias, el número de fallecimientos también es mucho más elevado. La edad avanzada y las patologías crónicas como la hipertensión, enfermedades coronarias, enfermedades respiratorias, cáncer, diabetes son los principales factores de riesgo asociados a una mayor gravedad y letalidad en la infección.

¿Existen métodos preventivos?

El dato más importante a destacar es que hasta la fecha no se dispone de vacuna ni de tratamiento específico para combatir preventivamente la infección por coronavirus. Por eso, la única alternativa para evitar contraer este virus es no concurrir a lugares donde existe un mayor riesgo de transmisión -fundamentalmente las zonas en las que se han registrado casos- y evitar el contacto con personas que hayan sido contagiadas. Ahora bien, muchas veces puede ocurrir que el portador no presenta síntomas y que nadie se de cuenta de ello. Por eso, mantener la higiene de las manos, protegerse los ojos, la nariz, la boca y no asistir a eventos donde haya una gran concurrencia de personas, pueden ser la estrategia más eficaz para cortar la propagación del virus. Por esta razón, se aconseja cubrirse la boca con el pliege del codo cuando se tose o estornuda. Esto es para nadie esparza partículas en el espacio que comparte con otras personas.

La población sana no necesita utilizar mascarillas, más sí deberían usarlos aquellas que están enfermas. Se advierte que un uso inadecuado de mascarillas puede contribuir al desabastecimiento.

Hasta el momento, estas medidas tan básicas deben ser aplicadas por todos. Sin embargo, son los grupos de riesgo aquellos que deben cuidarse con mayor atención.

¿Cómo es el diagnóstico?

Para determinar si el malestar que sufre un paciente proviene de un simple resfriado o de un Coronavirus, los médicos puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre.

En casos de sospecha de Coronavirus se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, así como otros análisis de coagulación de sangre, un análisis bioquímico y un conteo sanguíneo. Asimismo, con el fin de contener la transmisión, se efectúa una evaluación a aquellas personas que presentan los síntomas y que puedan ser proclives a contraer el virus.

El control de la temperatura (con cámaras térmicas y termómetros digitales) de las personas que llegan a un aeropuerto procedentes de zonas afectadas ha sido una de las medidas que se han puesto en marcha para detectar posibles casos del COVID-19, tal y como se hizo con los brotes anteriores. También se realizan cuestionarios a los viajeros; en caso de sospecha, se les somete a evaluación y, en su caso, se les traslada a centros sanitarios.

¿Cuánto tiempo pasa desde que alguien es contagiado hasta que empieza a contagiar a otros la enfermedad?

Al tiempo que se tarda entre el momento en el que te contagias y comienzas a desarrollar síntomas se le llama periodo de incubación. Para COVID-19 oscila entre 1 y 14 días, con una media de 5, calcula la OMS. El contagio antes de que comiencen los síntomas está documentado científicamente y existe, pero lo frecuente es transmitirla en un punto más álgido, con más carga viral. Cuantas más secreciones respiratorias, más riesgo.

¿Cuáles son los teléfonos de emergencia?

Si se tienen sospechas de coronavirus, no hay que acudir al centro sanitario. Si vivís en la Ciudad de Buenos Aires, tenes que llamar al 107 para comunicar la situación o al 148 si vivis en la provincia de Buenos Aires. Podrás resolver tus dudas y se te indicará qué pasos debes seguir.