Las fiestas de fin de año podrían hacer que engordes hasta 5 kilos 265

El consumo excesivo de alimentos y bebidas poco saludables es una de las tradiciones que más se respetan en las fiestas de fin de año. Este desequilibrio en la alimentación sólo puede traer problemas. Como todos los años, expertos en salud informan que se puede engordar hasta 5 kilos, sin mencionar los malestares corporales que se experimentan los días siguientes. Además, advierten que las complicaciones pueden ser peores para quienes padecen enfermedades crónicas como diabetes, obesidad o hipertensión.

Las fiestas de fin de año son tradicionalmente un momento de encuentro, reunión y balance en la que la se comparte alegría de estar juntos a la mesa. Navidad, fin de año, despedidas con amigos o compañeros de trabajo hacen de diciembre el mes más esperado para relajarse y festejar. También es precisamente el momento en el año en el que descuidamos algunas cuestiones importantes en relación a la alimentación y la salud. Es que durante los festejos se pueden ingerir alrededor de 10 mil calorías en un solo día, las correspondientes a un consumo normal de casi una semana. Para algunas personas, esto se traduce en varios kilos de más justo antes de las vacaciones de verano; para otras, en complicaciones en la salud.

Hay varias razones que explican este fenómeno, entre las cuales están los alimentos que habitualmente se consumen son altamente calóricos, propios de países donde para estas fechas el clima es frío. A esto también se suma el hábito de comer grandes cantidades y de todo tipo, como si cada una de estas reuniones fuera la última cena ya que la fiesta pasa a ser una excusa para permitirse determinados comportamientos, que se pagan con el incremento de peso y con la salud.

Durante las fiestas de fin de año, se puede aumentar de tres a cinco kilos tranquilamente y después cuesta mucho tiempo y esfuerzo bajar esos kilos ganados. Un verdadero despropósito para aquellas personas que quieren llegar al verano en forma.

Otro punto a tener en cuenta es el caso de las personas que padecen enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión o problemas cardíacos, entre otras. Para ellos las fiestas suelen ser un riesgo porque las transgresiones en la alimentación y la bebida generan mayores descompensaciones. De hecho, en estas fechas se registran un número superior de internaciones de estos pacientes.

La recomendación para evitar el aumento de peso y las complicaciones en la salud tiene que ver con el hecho de que las fiestas necesariamente no significan darse el lujo de cortar con todo hábito saludable. Todo festejo debe ser un lugar de reflexión donde la gente comparta y se reúna, teniendo una comida no muy distinta a la habitual, tanto en lo referente a los alimentos como a las bebidas azucaradas y con alcohol. La idea es no transformar la fiesta en una oportunidad de alta permisividad para todo ya que esto puede traer aparejado un costo de varias semanas de recuperación.

Recomendaciones para tener en cuenta:

  • Beber abundante líquido durante el día, especialmente agua.
  • Beber con moderación bebidas azucaradas y evitar el exceso de las bebidas alcohólicas-
  • No saltear ninguna comida del día, así se llega con menor apetito a la cena.
  • Tomarse el tiempo de masticar y saborear cada bocado.
  • Evitar comer sin control. Elegir la comida con responsabilidad, no solamente colocar en un plato todo lo que se vaya a consumir.
  • Incluir en el menú frutas y verduras frescas.
  • Optar por carnes magras.
  • Reemplazar las mayonesas por quesos untables descremados.
  • Usar condimentos y hierbas aromáticas para reemplazar la sal.
  • A la hora de elegir los postres, optar por frutas frescas.

Deja un comentario

El 85% de la publicidad de alimentos en la TV causan obesidad 315

Ciertamente, cuando vemos la tele no la apagamos en la tanda publicitaria, tampoco bajamos el volúmen. Simplemente continuamos prestandole tanta atención como a nuestro programa favorito. Entonces, una avalancha de imágenes con colores agradables, personajes animados que hacen gracias, famosos que sonríen e incitan al consumo de un producto y frases o melodías diseñadas para impactar e influir sobre conductas o elecciones, irrumpen en nuestra menta en cada tanda publicitaria. El objetivo es claro: seducir audiencias y lograr que compren y consuman los productos anunciados.

Si agudizamos la mirada, encontramos que las publicidades televisivas de alimentos dirigidas a la audiencia infantil están lejos de cumplir ofrecer lo que prometen: nutrición. ¿Cómo impacta esto en la salud de nuestra familia y nuestros hijos?

El estudio fue realizado entre mayo de 2016 y mayo de 2017 con el objetivo de analizar la calidad nutricional de los productos seleccionados y, en paralelo, detectar las técnicas de marketing dirigidas a niños y niñas en los envases de estos productos.

Los estudios

En ese terreno se adentró la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC), que realizó una investigación durante dos años. Los resultados del estudio son alarmantes: revela que durante los cortes comerciales de los programas dirigidos a niños y niñas, el 85,3% de anuncios comerciales publicitan alimentos de bajo valor nutricional. Esto es, productos procesados con grandes cantidades de azúcares, grasas, sodio y con alto valor calórico, como postrecitos, bebidas azucaradas, productos de cadenas de comidas rápidas y snacks salados.

El estudio fue realizado entre mayo de 2016 y mayo de 2017 con el objetivo de analizar la calidad nutricional de los productos seleccionados y, en paralelo, detectar las técnicas de marketing dirigidas a niños y niñas en los envases de estos productos.

En este sentido, la investigación reflejó que 4 de cada 10 envases de cereales, postres y galletitas de baja calidad nutricional utilizan mensajes de nutrición tales como “Fuente de vitaminas y minerales” o “50% de calcio diario recomendado”, incluso con nuevas y engañosas formas de aprovechar la falta de conocimiento de la audiencia al hacer referencia a conceptos con el prefijo “nutri” .

“Estas frases son incorporadas por la industria de alimentos en el envase para que los consumidores identifiquen a los productos como saludables. Sin embargo, y tal como se observó en el estudio, esa información muchas veces no refleja la calidad nutricional de los productos”, indicó un comunicado de FIC Argentina.

De hecho, la investigación reflejó que 3 de cada 10 de estos productos altos en sodio, grasas o azúcar presentan personajes en sus envases, tanto aquellos creados por la marca como personajes de deportistas y celebridades. También se detectó, en menor medida, la presencia de otras técnicas de marketing como la entrega de regalos, los envases coleccionables, los juegos y los mensajes de salud (“huesos fuertes”, por ejemplo).

“Los resultados del estudio evidencian que la regulación de envases en Argentina no es efectiva para la protección del derecho a la salud, a la alimentación adecuada y a la información de los consumidores. Por el contrario, la normativa vigente del etiquetado habilita a la industria de alimentos a incorporar información que confunde al consumidor y técnicas que buscan atraer a los chicos al consumo de productos no saludables”, declaró Lorena Allemandi, directora del área de políticas de alimentación saludable de FIC Argentina.

En los programas dirigidos a la audiencia infantil, los postres (23.3%) y los lácteos (16.2%) ocupan el primer y segundo lugar. Las bebidas azucaradas ocupan el tercer puesto (13.2%). Las cadenas de comida rápida (12.5%) y los snacks salados (7,9%) completan las 5 categorías de alimentos más publicitados.

Por el contrario, las publicidades de alimentos naturales como vegetales, frutas, pescados, legumbres y cereales, todos alimentos que son la base de una alimentación equilibrada, tienen escasa presencia en las tandas.

¿Cuáles son las consecuencias?

Según se detalló en el estudio, las técnicas de marketing implementadas en los envases, así como la publicidad por otros medios (TV o internet, por ejemplo), influyen en las preferencias de consumo de los niños, niñas y adolescentes e impactan en el desarrollo de la obesidad infantil.

“Son recursos muy atractivos para los niños y las niñas. Ellos son capaces de identificar y reconocer a los personajes, envases coleccionables y regalos pero aún no tienen la capacidad para identificar que se trata de técnicas que buscan atraerlos al consumo de alimentos de baja calidad nutricional que afectan su salud”.

En Argentina, el sobrepeso y la obesidad en adolescentes de 13 a 15 años aumentó del 24,5% al 28,6% del 2007 al 2012 según la última Encuesta Mundial de Salud Escolar. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (2004-2005) indicó que 10,4% de los niños de 6 meses a 6 años tienen obesidad infantil.

Lorena Allemandi, directora del área de políticas de alimentación saludable de FIC Argentina, señala que “el sobrepeso y la obesidad infantil están en aumento en nuestro país. La publicidad de alimentos poco saludables y el uso de técnicas persuasivas de marketing contribuyen a un entorno en el que los niños están atacados constantemente por mensajes que promueven el consumo de alimentos contrarios a las recomendaciones nutricionales”.

En América Latina el panorama es similar. En Brasil se reportó el incremento de niños de 10 a 12 años con sobrepeso y obesidad de 23% a 39% en los cuatro años que van desde el 2004 al 2008. En México, la prevalencia de sobrepeso en niños de 5-11 años es de 17%. Y en Uruguay, una nueva encuesta nacional reveló que el 10,5% de los niños menores de 5 años sufren de sobrepeso y obesidad. Y los números aumentan.

El reto que tenemos aquí y ahora es generar las condiciones que permitan acceder a información de calidad, resguardando el derecho a la salud y las relaciones de consumo de los niños y las niñas.

Aunque también es una meta lograr el compromiso de todos los actores involucrados: industria alimentaria, publicistas, medios de comunicación, autoridades nacionales con competencia en la materia, legisladores, asociaciones de la sociedad civil, y sobre todo el involucramiento de los propios niños, niñas y adolescentes. Somos los ciudadanos que debemos hacer cumplimir nuestro derecho a la salud, llevando adelante una mejor sociedad que propicie entornos saludables.

¿Qué puede hacer uno?

Afortunadamente, hay un organización en VillaDevoto que está llevando a cabo una campaña de concientización en materia de salud y buenos hábitos. Esta es La Oficina de Bienestar Devoto.
Evaluaciones de composición corporal, talleres de alimentación, actividades físicas gratuitas en la plaza Arenales, charlas de salud y eventos como “El Seminario de Vida Saludable” tienen el objetivo de transmitir toda la información que necesitamos, si nos interesa mejorar nuestra salud.

Como medida para promocionar sus actividades, se están ofreciendo evaluaciones de composición corporal #GRATUITAS para que puedas saber cómo está tu cuerpo y qué podes hacer al respecto. Algunas personas les interesa mejorar su salud, otras su rendimiento deportivo o su energía. Cada uno es atendido según sus necesidades.

Para reservar tu lugar para la evaluación corporal, comunicate por teléfono / whatsapp al 15-3328-8226 o por mail a alimentacionsalud@envilladevoto.com

 

 

¿Cómo desayunamos los argentinos? 374

Siempre podemos encontrar una buena porción de sabiduría en frases proverbiales como esa, la cual nos indica claramente que la primera comida del día es la más importante. No obstante, la tradición y el ritmo de vida actual hicieron del desayuno argentino algo muy poco saludable. ¿Cuáles son las consecuencias?

Es interesante cómo denominamos a la primer comida del día, “desayuno”. En su nombre se encuentra su principal función, salir del ayuno. Durante la noche no sólo descansamos, el cuerpo consume el alimento de la última comida, se repara y regenera. No hacemos ninguna actividad pero tampoco volvemos a alimentarnos durante 7 u 8 horas. De ahí la importancia de un buen desayuno, brindarle al cuerpo todo el nutriente que necesita para arrancar el día con energía sobre todo al tener la panza vacía.

¿Qué elegimos los argentinos?

Toda elección personal depende de dos cuestiones: información y decisión. Probablemente muchos sepamos que nuestras elecciones en materia de alimentos no son adecuadas, sólo son ricas y eso nos basta pero lo que no informaron es no son nada saludables.

El desayuno es un ejemplo típico de nuestras elecciones alimenticias, en las cuales privilegiamos el sabor por sobre el aporte nutricional sin darnos cuenta que los alimentos que elegimos poseen cantidades insalubres de azúcar refinado, sal, grasas saturadas, químicos, es decir cosas que el cuerpo ciertamente no necesita.

¿Dónde se encuentran las proteínas, los carbohidratos saludables, la fibra, las vitaminas y minerales en la taza de café, café con leche o el mate con pan, galletitas, bizcochitos o facturas de todas las mañanas? Deberíamos comenzar la mañana hidratándonos con un vaso de agua, en vez de tomar diuréticos como el café o el mate y lo que comemos como mínimo no debería estar basado en carbohidratos o mejor dicho, azúcar.

 

Desayunos argentinos

¿Cuál es el problema con esto?

El desayuno típico del argentino es más estimulante que nutritivo y sus efectos no duran mucho: el hambre vuelve y el cansancio es cada vez mayor. Entonces, ¿qué es lo que hacemos? Seguímos tomando la misma clase de decisiones: repitiendo esa comida, picoteando algún paquete de galletitas o tomando bebidas azucaradas y energizantes que solo posponen y empeoran los efectos del hambre y cansancio en desordenes del sueño, dolores de cabeza, falta de energía y sobrepeso.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 70% de las consultas médicas están relacionadas con la mala alimentación.

 

Desayunos argentinos

Estos malestares no son más que alarmas que el cuerpo nos da  para indicarnos que algo estamos haciendo mal. Obviamente nadie esta buscando sentirse mal y como queremos deshacernos del dolor de manera inmediata, recurrimos a medicamentos que ciertamente no solucionan el problema que lo originó, solo apagan las alarmas. Imagine que pasaría si uno en vez de apagar el fuego de un incendio, apagara las alarmas. Un despropósito, ¿no? Sobre todo si supieras que un buen día comienza con un buen desayuno.

¿Qué puede hacer uno?

Afortunadamente, hay un organización en VillaDevoto que está llevando a cabo una campaña de concientización en materia de salud y buenos hábitos. Esta es La Oficina de Bienestar Devoto.
Evaluaciones de composición corporal, talleres de alimentación, actividades físicas gratuitas en la plaza Arenales, charlas de salud y eventos como “El Seminario de Vida Saludable” tienen el objetivo de transmitir toda la información que necesitamos, si nos interesa mejorar nuestra salud.

Como medida para promocionar sus actividades, se están ofreciendo evaluaciones de composición corporal #GRATUITAS para que puedas saber cómo está tu cuerpo y qué podes hacer al respecto. Algunas personas les interesa mejorar su salud, otras su rendimiento deportivo o su energía. Cada uno es atendido según sus necesidades.

Para reservar tu lugar para la evaluación corporal, comunicate por teléfono / whatsapp al 15-3328-8226 o por mail a alimentacionsalud@envilladevoto.com

 

La nueva pirámide nutricional: Un avance en materia de salud 377

Es que desde su aparición, se la ha considerado como la guía de consumo de alimentos para una vida saludable.

Hoy por hoy, el avance de la ciencia y la información ha develado al público el origen de este símbolo de la nutrición y, por supuesto, las consecuencias de su implementación. La buena noticia es que se ha propuesto una mejor alternativa tanto en materia de educación y comunicación como en calidad de información.

¿Qué es la pirámide alimenticia?

Hace más de 20 años el departamento de Agricultura de Estados Unidos popularizó a nivel mundial uno de los símbolos más comunes de la nutrición: la pirámide nutricional. Es la pirámide que todos conocemos y podemos encontrar en casi todos los envases de aquellos productos a los que favorece. Sabiendo quién la diseñó, no es de extrañar que en la base se encuentren el grupo de los cereales, panes, pastas y arroz, cuyo aporte nutricional es llamativamente bajo.

La nueva pirámide nutricional: Un avance en materia de salud

 

  • En la base de la tradicional pirámide podemos encontrar al grupo de alimentos denominados “hidratos de carbono simples”, caracterizados por un alto aporte de azúcares y calorías, nulo materia de agua, vitaminas y minerales. Estos corresponden a un 50% ¿Esa debería ser la base de la alimentación?
  • En el siguiente nivel, en el 30% están los “hidratos de carbono complejos”, caracterizados por su aporte de vitaminas, minerales y agua… por supuesto, como todo carbohidrato, también aporta azúcar pero en menor cantidad.
  • En el tercer nivel de la pirámide, alrededor de un 15%, las proteínas animales, sean grasas o magras.
  • En la cima, el 5%, grasas y aceites.
  • Aquí el agua no tiene ninguna relevancia.

Es que lógicamente esta organización de los alimentos en la pirámide corresponde más promover el consumo respondiendo a capacidades adquisitivas, que a resolver las deficiencias nutricionales de la población: Podemos reconocer que los alimentos mas baratos para la población y para la industria están más cerca de la base, que de la cima. De esta manera, no nos resultaría extraño reconocer que esta clase de política alimentaria haya colaborado con la epidemia de obesidad y sobrepeso que la Organización Mundial de la Salud nos está alertando.

¿Qué ocurriría si se publicara una nueva y mejor propuesta de nutrición?

Un pequeño cambio en la tradicional pirámide podría afectar gravemente a la industria alimenticia moderna, ya que su influencia no solo ha trascendido los límites geopoliticos donde fue concebida, sino que también es la actual fuente de consulta de profesionales de la salud y personas alrededor del mundo.

No es la intensión de esta nota generar un clima de desconfianza, develando intereses e intensiones ocultas. Es generar conciencia sobre el valor de la información, cómo esta afecta en nuestras decisiones cotidianas y cómo muchas veces podemos ser influídos por simplemente por desconocimiento.

Para poder sustentar la imparcialidad de la misma y justificar el cumplimiento de las necesidades nutricionales, cada 5 años un extenso panel de científicos apoyados por lobbies poderosos (como el Consejo Nacional de Lácteos de Estados Unidos, la Unión de Fruta Fresca, Asociación de vegetales, La Asociación de Bebidas Dulces, Instituto Americano de la Carne, El Instituto de la Sal) se reune para darle transparencia al asunto y mantener el “status quo”. Interesante.

El antecedente

 

La nueva pirámide nutricional: Un avance en materia de salud

En el año 1943, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos promocionó “Los 7 grupos alimenticios”, una política acorde a la economía de guerra. “Por tu salud, come algo de cada grupo todos los días”, para mantener un estandard de consumo mínimo. No se especificaba cantidades, todos los grupos alimenticios tenían el mismo valor y se sugería que si sólo cumplías eso, el resto quedaba al criterio de uno. ¿Alguna vez algún profesional de la salud te preguntó si “comes de todo” ? Lo más probable es que le hayas respondido que sí, de hecho ¿quién no come de todo? Entonces rápidamente desestiman una deficiencia nutricional.

Hoy por hoy sabemos que cada grupo alimenticio no tiene el mismo aporte nutricional y que cada uno debe ser consumido en proporciones correctas, si nos interesa tener una vida saludable.

Harvard y la nueva pirámide alimenticia

Desde la Universidad de Harvard, en vez de concentrarse en los intereses comerciales, se han preocupado por la salud de la gente, al crear nuevos gráficos que estén realmente de acuerdo con todos los estudios científicos del momento. Lo que han llamado la Pirámide Alimenticia Sana.

El principal objetivo es transmitir un mensaje científico claro acerca de lo que se tiene que tener en cuenta para llevar una vida saludable. Lo curioso es que para la nueva pirámide alimentaria es fundamental el ejercicio, el control de peso, la alimentación saludable y el agua. ¿Por qué? Porque estos elementos influyen de forma dramática en la salud: qué haces es tan importante como el qué comés.

La nueva pirámide nutricional: Un avance en materia de salud

 

Puntos importantes

La base fundamental: El ejercicio, el control de peso, la alimentación saludable y el agua. Esos son los puntos fundamentales a tener en cuenta en nuestra vida cotidiana, a partir de lo cual se pueden examinar nuestras acciones.

La base: Hidratos de carbono complejos y grasas saludables .

  • Cereales integrales: Los carbohidratos son nuesta fuente principal de energía. Se puede obtener energía de hidratos de carbono complejos o buenos (Frutas, verduras, legumbres, cereales integrales) y de carbohidratos simples o malos (harinas refinadas, azúcar, refrescos, dulces, golosinas). El cuerpo no puede procesar los hidratos complejos tan rápido como los hidratos simples o refinados y esto previene picos de insulina rápidos y caídas igual de rápidas. Esto evita esa sensación permanente de hambre, control del azúcar en sangre además de prevenir el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades relacionadas a ello (Diabetes, problemas cardíacos, etc.)
  • Grasa buena y aceites: Como vemos está situado en la base de la pirámide, como aquello de lo que debemos comer de forma diaria, esto parece que va un poco en contra del pensamiento común (por culpa probablemente entre otras cosas de la pirámide antigua) sin embargo va a favor de lo que muestran los estudios y la comunidad científica en general. Ojo, porque estamos hablando de grasas no saturadas como: aceites de oliva, girasol, cacahuete, maíz, semillas, frutos secos, aguacates, y pescados grasos como el salmón.
  • Verduras y frutas: No hace falta que mencionemos lo importante que son estas para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, intentemos comer más verduras que frutas. El uso de estas nos protegerá con multitud de problemas en el cuerpo.

Proteinas vegetales y proteínas animales magras

  • Legumbres, frutos secos y tofu: Excelente fuente de proteínas, fibras vitaminas y minerales. Comer frutos secos y legumbres en lugar de carne roja puede disminuir considerablemente problemas del corazón y diabetes.
  • Pescado, aves y huevos: Una muy buena fuente de proteínas. El pescado es rico en omega 3 que nos ayuda a prevenir problemas cardíacos. Los huevos demonizados anteriomente por su alto índice de colesterol en realidad son una opción muy sana y su uso frecuente está recomendado.

Lácteos: 1 o 2 raciones al día o suplementos de vitamina D / Calcio.

  • ¿Por qué esta pirámide limita el uso de los lácteos? En la actualidad se ha descubierto como beneficioso que la reducción en el consumo de lácteos limita las probabilidades de contraer cáncer de ovarios o de próstata. Además muchos lácteos como los yogures tiene azúcar, otros como el queso demasiada grasa y sal. Los multivitamínicos con vitamina D o calcio son una alternativa barata para encontrar lo que necesitamos.

Carne roja, carne procesada y mantequilla

  • Usar de forma muy esporádica porque contienen demasiadas grasas saturadas.

Sal, bebidas, pan, arroz, pasta, dulces

  • Usar muy de vez en cuando. En la antigua pirámide están en la base, sin embargo su alta disponibilidad energética causa subidas de insulina que generan sobrepeso, diabetes, enfermedades cardíacas, desórdenes crónicos. Se deben dejar de usar. La sal se debe usar como condimento, tal y como usamos el orégano ¿No lo usamos en todas las comidas verdad? El uso de la sal conlleva multitud  de problemas cardíacos.

Intenta alimentarte con los alimentos más sanos y naturales. Huye de las cajas, de los sobres, de los plásticos. Intenta llenar siempre tu plato de verduras. Un cuarto de tu plato con cereales de semillas integrales enteras. Otro cuarto con proteínas de calidad. Disfruta de las grasas saludables, bebe mucha agua. Y por último e igual de importante, muévete, haz ejercicio. Y en estas condiciones tu calidad de vida subirá considerablemente. Tendrás mas energía, tu humor cambiará y por supuesto, tendrás un aspecto físico más atractivo al deshacerte de esos rollitos de más.

Si quieres saber más y aprender hábitos alimenticios saludables, te sugerimos que te inscribas en El Taller de Alimentación Saludable en Devoto . En 12 clases te enseñan lo que tenes que saber para tomar las mejores decisiones a la hora de elegir tus alimentos si te interesa que vos y tu familia tengan una vida saludable.

El Taller de Alimentación Saludable en Devoto

Dirección: Bahia Blanca y Pedro Morán
Teléfono: 15-3328-8226
Email: alimentacionsalud@envilladevoto.com