La Comunidad Educativa de un terciario de Monte Castro rechaza el cierre y traslado del Instituto 411

No al cierre del IFTS 4

Una mudanza forzosa que en el fondo se parece a un cierre. La Comunidad Educativa del IFTS 16 y los vecinos de Monte Castro, Villa Del Parque, Villa Devoto y Floresta le dicen “NO al cierre, NO al traslado”.

En el marco de un “reordenamiento de la oferta educativa”  cinco institutos de Formación Técnica Superior serán trasladados a otras locaciones de la Ciudad, entre ellos el IFTS 16 de Monte Castro. Mientras desde el Gobierno aseguran que se busca mejorar la educación, vecinos, docentes y alumnos denuncian el cierre de estos centros a partir del 1° de enero de 2019.

En el Instituto de Formación Técnica Superior Nº 16, ubicado en Lascano 4044, en el barrio de Monte Castro, se cursa la carrera de Técnico Superior en Análisis de Sistemas y es el único terciario gratuito de la Comuna 10. Su comunidad está preocupada, ya que el Gobierno busca trasladar el instituto a la zona de Parque Chacabuco, lo que implicaría que la mayoría de los estudiantes de la zona no puedan cursar más.

Ante tal situación, se convocó a todo el barrio para comunicar el rechazo absoluto de tal medida y queremos resaltar que se hizo presente un legislador del Bloque Peronista, Santiago Roberto, que escuchó atentamente el reclamo y brindó unas palabras en apoyo:

No al cierre del IFTS 4

“Todos los diputados opositores de todos los partidos, todos nos juntamos y estamos peleando juntos. En definitiva, cuando decimos no a Unicaba, no al cierre de los Institutos Maternales, no al cierre de los Instituto de Formación Superior, le estamos diciendo sí a la educación pública. Nada mas ni nada menos que sí a la educación pública. En este país tan complicado, con la crisis económica que estamos viviendo, todos pensamos que el presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica del país y latinoamérica, no puede ser que en una situación de un contexto económico tan complicado, se esté ajustando el presupuesto en la educación pública. Con sorpresa cuando analizamos el presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires, vimos que están ajustando donde más nos duele: a través del cierre de los maternales, a través del cierre de los Institutos de Formación Docente, a través de los traslados -que son cierre-  de los Institutos de Formación Superior y, lo más grave, a través de nuestros chicos. A través de las meriendas y de las viandas. Entonces, en estos temas, no hay margen a dudas. No importa la ideología politica, lo que pensemos, incluso la religión que tengamos. Todos los vecinos de todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires tenemos que estar unidos para exigirle al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires  que en lugar del cierre, que en lugar de ajuste en la educación pública, cada vez haya más jardines, cada vez haya más escuelas iniciales y cada vez haya más escuelas de todos los niveles.”

Este Instituto no es el único que el Gobierno porteño quiere cerrar a partir de enero del año próximo, en los planes figuran los IFTS Nº 4, Trelles 948, en Flores; Nº 9, Venezuela 711, en Monserrat; Nº 22, Los Patos 3080 de Parque Patricios y el Nº 29, Yerbal 25 de Caballito.

Los IFTS funcionan hace 20 años y se dictan carreras como Comercio, Administración, Tecnología informática, Turismo, Enfermería, Bibliotecología, Seguros, Ceremonial, Producción de indumentaria y Telecomunicaciones.

Instituto de Formación Técnica Superior Nº 16 D.E. 18

El IFTS Nº 16 fue creado hace 20 años y hace 10 funciona en el edificio de la Escuela Nº 9 DE 18 “Provincia de Misiones”.

Dirección: Lascano 4044

Página web: www.ifts16.com.ar

Deja un comentario

Paso a paso, cómo tramitar el permiso para circular 109

App Cuidar

El trámite podrá hacerse a través de la app CuidAR, disponible para dispositivos con sistema Android o por la página del gobierno www.argentina.gob.ar/circular, siguiendo con los pasos que indica el sistema.

En el marco del retroceso a la fase 1 de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), las máximas autoridades del país y del distrito han tomado la decisión de limitar los permisos de circulación. Las medidas instrumentadas más importantes son volver a solicitar la carga de datos personales aunque, en esta oportunidad, la autorización será concedida a un grupo mucho menor de personas y endurecer los controles. Tendrán prioridad aquellos que se desempeñen en lo que han  denominado “trabajos esenciales”.

Quienes tengan residencia en la Ciudad de Buenos Aires o alguno de los 35 municipios bonaerenses que integran el AMBA y estén autorizados a salir de sus casas deberán renovar su respectivo C.U.H.C. (Certificado Únicos Habilitantes de Circulación). Desde el miércoles 1° de julio se darán de baja todos los CUHC otorgados previamente y estarán habilitados solo los que autorice el sistema, sean por razones de trabajo o por cuestiones especiales. En esta oportunidad, será necesario agregar documentación respaldatoria. Por otra parte, el Gobierno resaltó que todos ellos podrán utilizar el transporte público para movilizarse de un lado a otro pero deberán consignar el número de la tarjeta SUBE a la hora de tramitar el nuevo certificado.

¿Cuáles son los 24 trabajos “esenciales” contemplados en la extensión?

1. Personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo.
2. Autoridades superiores de los gobiernos nacional, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Trabajadores y trabajadoras del sector público nacional, provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, convocados para garantizar actividades esenciales requeridas por las respectivas autoridades.
3. Personal de los servicios de justicia de turno, conforme establezcan las autoridades competentes.
4. Personal diplomático y consular extranjero acreditado ante el gobierno argentino, en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y la Convención de Viena de 1963 sobre Relaciones Consulares y al personal de los organismos internacionales acreditados ante el gobierno argentino, de la Cruz Roja y Cascos Blancos.
5. Personas que deban asistir a otras con discapacidad; familiares que necesiten asistencia; a personas mayores; a niños, a niñas y a adolescentes.
6. Personas que deban atender una situación de fuerza mayor.
7. Personas afectadas a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones. En tal marco, no se autorizan actividades que signifiquen reunión de personas.
8. Personas afectadas a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos.
9. Personal que se desempeña en los servicios de comunicación audiovisuales, radiales y gráficos.
10. Personal afectado a obra pública.
11. Supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad. Farmacias. Ferreterías. Veterinarias. Provisión de garrafas.
12. Industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios.
13. Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y de pesca.
14. Actividades de telecomunicaciones, internet fija y móvil y servicios digitales.
15. Actividades impostergables vinculadas con el comercio exterior.
16. Recolección, transporte y tratamiento de residuos sólidos urbanos, peligrosos y patogénicos.
17. Mantenimiento de los servicios básicos (agua, electricidad, gas, comunicaciones, etc.) y atención de emergencias.
18. Transporte público de pasajeros, transporte de mercaderías, petróleo, combustibles y GLP.
19. Reparto a domicilio de alimentos, medicamentos, productos de higiene, de limpieza y otros insumos de necesidad.
20. Servicios de lavandería.
21. Servicios postales y de distribución de paquetería.
22. Servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia.
23. Guardias mínimas que aseguren la operación y mantenimiento de Yacimientos de Petróleo y Gas, plantas de tratamiento y/o refinación de Petróleo y gas, transporte y distribución de energía eléctrica, combustibles líquidos, petróleo y gas, estaciones expendedoras de combustibles y generadores de energía eléctrica.
24. S.E. Casa de Moneda, servicios de cajeros automáticos, transporte de caudales y todas aquellas actividades que el BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA disponga imprescindibles para garantizar el funcionamiento del sistema de pagos.

Tipos de permisos

Según se precisó, desde el miércoles 1 de julio se darán de baja todos los CUHC otorgados previamente y estarán habilitados solo tres tipos de permisos:

  • Actividades esenciales, establecidas en el artículo 6° del DNU 297/2020, que deben consignar obligatoriamente el número de SUBE o de patente.
  • Actividades autorizadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo, como parques industriales, industrias exportadoras y ciclo continuo, quienes deberán usar sí o sí un medio de traslado privado.
  • Permisos especiales. Entre estos últimos permisos se encuentran: padres y madres separados, personas que necesiten hacer trámites impostergables y urgencias, y aquellos que realicen asistencia a familiares. En todos estos casos, la autorización para circular será válida por 24 horas y se podrá tramitar como máximo dos veces por semana.

También habrá un certificado de circulación para quienes estén realizando un tratamiento prolongado, quienes deberán adjuntar documentación respaldatoria.

Paso a paso desde la página

1.Ingresar a la página https://www.argentina.gob.ar/circular

2. Clickear en “Tramita tu certificado único habilitante para circular”

3. Ante la pregunta “Primero informanos si tenés DNI”, responder que “Sí” y “Continuá”.

4. Seleccionar la provincia argentina en la que reside.

5. Especificar por qué se pide la excepción. Puede ser para trasladarse al trabajo o por otros motivos de fuerza mayor. Si es para el trabajo, se abrirá una nueva solapa, en la que hay que responder cuestiones relacionadas con el empleo.

6. Clickear en “Completar el Formulario”.

7. A diferencia de formularios anteriores, en esta ocasión, el último requisito del formulario pide “Adjuntar documentación de respaldo que justifique el permiso (recibo del empleador, monotributo, carta del empleador).

8. Finalmente, se envía la confirmación de que la solicitud del permiso fue registrada correctamente en la misma página web. En las siguientes 4 horas, se puede consultar el estado de su certificación en la misma web.

 

Aplicación CuidAR

El permiso se podrá renovar desde la aplicación Cuidar, la que -una vez que se brinda toda la información requerida- otorga un código QR que será el que se muestre a los controles de seguridad.

La app fue desarrollada en conjunto entre la Secretaría de Innovación Pública -siguiendo los requerimientos y necesidades del Ministerio de Salud-, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, la Fundación Sadosky, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi), que nucleó a las empresas Hexacta, Globant, G&L Group, C&S, QServices, GestiónIT, Intive, Finnegans y Faraday. Se puede descargar en forma gratuita a los celulares desde Google Play o Apple Store.

CuidAR: paso a paso

  1. Al iniciar, la app le solicita al interesado que escanee su DNI o que ingrese manualmente todos los datos del mismo.
  2. Luego, es necesario completar toda la información sobre el domicilio en el que se encuentra actualmente, indicando provincia, dirección y código postal, entre otras cuestiones.
  3. Para continuar, hay que habilitar en su dispositivo electrónico la geolocalización.
  4. Como último paso para registrarse, la plataforma pide un número de teléfono para que las autoridades se puedan comunicar con el ciudadano si fuera necesario.
  5. Luego, a través de este sistema se puede comenzar con el proceso de “autocontrol” sanitario:
    • El primer paso es medirse la temperatura corporal (para hacerlo, la aplicación da una serie de recomendaciones como colocar el termómetro siempre en la misma parte del cuerpo y no completar esta etapa después de haberse bañado o practicado actividad física recientemente).
    • Posteriormente, el usuario tiene que contestar cuatro preguntas básicas relacionadas con los síntomas característicos del coronavirus: si ha percibido una marcada pérdida de olfato o del gusto de manera repentina, si tiene tos o dolor de garganta y si siente dificultad respiratoria o falta de aire.
    • Por último, la persona tiene que especificar si está embarazada, si tiene o tuvo cáncer alguna vez, si padece diabetes o si tiene alguna enfermedad hepática, renal crónica, respiratoria o cardiológica. Tras responder a este cuestionario, la plataforma te da la opción de confirmar todos los datos ingresados y advierte que “este formulario tiene carácter de declaración jurada” y que falsear la información vertida en el mismo “puede considerarse una contravención grave”.

Una vez que se termina el proceso, la app genera un certificado emitido por el Ministerio de Salud que da fe de que el usuario “no tiene síntomas compatibles con COVID-19” y una credencial que lo autoriza a ir a trabajar, aunque se recomienda repetir el “autocontrol” cada 48 horas.

Si el usuario realiza una tarea esencial, el resultado del testeo se vincula automáticamente con el Certificado Único Habilitante para Circular (CUHC) en la misma app a través de un código QR o se lo puede mostrar junto al certificado para circular emitido por el empleador.
En caso de que una persona sea diagnosticada con el virus mediante un análisis de laboratorio, la aplicación detalla las medidas de cuidado. Se acompaña al paciente en esta etapa con la cuenta regresiva del aislamiento total y se habilita la opción para que solicite ayuda si no tiene quien lo asista.

Implementarán un protocolo para que los chicos no pierdan el año lectivo 62

escuela

Grupos reducidos, muchas horas de clase menos y distanciamiento preventivo para que, al menos, los últimos cursos de cada nivel puedan avanzar.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está avanzando en un protocolo que definirá las condiciones para que la educación formal retome su actividad. Cuando el contexto sea el más propicio, suponen que en el mes de agosto, se continuará con el ciclo lectivo siguiendo como referencia un modelo israelí conocido como “4-10”, que divide los cursos y distribuye a los grupos de alumnos en diferentes días para evitar el hacinamiento. En principio sería la única manera de que los últimos cursos de cada nivel puedan salvar el año.

En principio, este sistema separa a los cursos en dos grupos para que haya una mayor separación entre los asistentes. El primer grupo cursa la primer semana, de lunes a jueves, y vuelve a clases a la tercer semana. El segundo grupo tiene el mismo horario, de lunes a jueves, pero asiste a clases durante la segunda semana y vuelve a clases en la cuarta. Es decir, en este esquema cada curso tiene un descanso de una semana, que es aprovechado para que el otro asista con comodidad y condiciones sanitarias.

Detrás de ese esquema hay una lógica científica que va de la mano con las características del virus: En caso de haber un contagio en el aula, el COVID-19 tiene un período latente, que se extiende durante tres días. En ese período, los nuevos infectados tienen pocas o nulas posibilidades de contagiar a sus compañeros. Una vez pasada esa ventana, los chicos ya estarían en el hogar, cumpliendo el aislamiento. Por lo cual, estiman, las chances de que un curso entero se contagie se reducen. Superados los 10 días en el hogar se cumplirá el ciclo de dos semanas. De ese modo, ya podrían volver a las escuelas sin riesgos.

Con este método comenzarían a volver a las aulas los alumnos porteños. Mientras en casi todo el país las clases presenciales se retomarán en agosto, después de las vacaciones de invierno, en el Área Metropolitana de Buenos Aires todavía no hay certezas ya que en estos momentos  la curva de contagios se encuentra en alza y hasta que no estén dadas las condiciones, no se podrán reabrir las escuelas. “Ojalá sea en agosto el regreso”, deslizaron a Infobae fuentes oficiales, con poca expectativa de que en verdad sea factible.

Además del esquema “4-10”, el gobierno porteño tiene en mente otras medidas que cambiarán la “normalidad” de los establecimientos. El retorno será escalonado. El primer grupo en volver serían los docentes, directivos, personal administrativo y auxiliares para que cada uno avance en sus tareas, ya sea de planificación, puesta a punto y limpieza de los establecimientos. En principio, afirman, sería dos semanas antes del regreso de los estudiantes.

Dentro del protocolo, se incluye una serie de medidas complementarias como es reducir la duración de la jornada en solo tres horas, que el ingreso y la salida de los establecimientos sea en tandas, cada 10 o 15 minutos para evitar los amontonamientos y que los micros escolares deberán viajar dos alumnos como máximo por cada hilera de asientos. Cabe recalcar que todos los chicos tendrán que ingresar con barbijo, a excepción de los menores de 6 o 7 años. Ciertamente, las rutinas diarias cambiarán por completo, al menos en una primera instancia y se promoverá con mucho énfasis el lavado de manos varias veces por día y la toma de la temperatura a los asistentes.

Según informó el Ministerio de Educación de la Ciudad, la prioridad de la vuelta será para los últimos cursos de cada nivel, es decir, séptimo grado de primaria y quinto año de secundaria. Cuando se retome el ciclo presencial, habrá una instancia de nivelación de los aprendizajes alcanzados a distancia y, en base a esa información, definirán tutorías para acompañar a los alumnos rezagados.

Preocupa el aumento del hurto en la Ciudad 208

Hurto

En el último año se registró un aumento del 40,2% en las denuncias este tipo de delito, engrosando de manera alarmante la estadística oficial.

Según datos publicados en el Mapa del Delito, en el último año hubo un crecimiento del 7,35% en el total de denuncias registradas en la Ciudad de Buenos Aires. Si bien mejoraron muchos de los tipos de delitos que allí se analizan, uno de los más numerosos, el hurto, subió de tal manera que opacó la estadística de oficial de seguridad. Se trata de un cambio muy importante en la tendencia a la baja que se venía manifestando hasta el año 2018.

Robo, hurto, robo automotor, hurto automotor, homicidio vial, homicidio doloso y lesiones en siniestros viales son las clasificaciones de los delitos denunciados y relevados en la plataforma digital conocida como El Mapa del Delito, espacio donde el Gobierno de la Ciudad publica la estadística sobre los casos de inseguridad. Todos ellos mejoraron sus números, salvo uno: el hurto. En sólo doce meses, el segundo delito más numeroso creció un 40,2%. ¿Cómo pudo ser?

Para comprender un poco más este fenómeno, quizás lo mejor sería poder definirlo apropiadamente. El delito de hurto se encuentra previsto en el art. 162 del Código Penal argentino y puede precisarlo en línea con su texto y en relación con el robo, presente en el art. 164 –que no es más que un hurto calificado por el empleo de medios violentos-, como el apoderamiento ilegítimo de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, cometido sin violencia física en las personas o fuerza en las cosas. Se trata de un tipo de delito con penas menores, como prisión de un mes a dos años. Los ejemplos más comunes de personas que hurtan son los arrebatadores, los mecheros, los pungas y los descuidistas. Gente que, como indica la definición, le quita alguna cosa de valor a un tercero sin violencia alguna, sin usar armas y, fundamentalmente, sin que este se de cuenta. Esta diferencia sustancial entre el hurto y el robo significa que, en el caso de ser atrapado, el delincuente pise o no la cárcel.

Hablando de números, la cantidad de hurtos denunciados en la Ciudad durante el año 2016 fue de 39.709, en el año 2017 fue de 36.160, en el año 2018 fue de 35.053 y en el 2019, de 49.143. Es decir, un salto considerable, al punto de marcar un récord desde que se lleva adelante este relevamiento. Además, un punto interesante para tener en cuenta es que todas las comunas de la Ciudad experimentaron el mismo fenómeno, el de un repentino crecimiento de este tipo de delito en el último año. Evidentemente, allí donde la actividad delictiva es mayor fue donde el hurto creció más, como por ejemplo la Comuna 1 (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución), la Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal), la Comuna 13 (Núñez, Belgrano y Colegiales) y la Comuna 14 (Palermo).

 

¿Cómo evolucionaron los demás tipos de delito desde el año 2016?

En primera instancia, se puede afirmar que, a grandes rasgos, se mantuvieron las proporciones. El robo sigue siendo el tipo de delito más frecuente, a pesar de haber manifestado una baja en el último año. En el período comprendido entre 2016 y 2019 se registraron 455.510 denuncias, de los cuales el 57,31% y 35,14% corresponden a los tipos de delitos más frecuentes: el robo y el hurto, respectivamente.

Antes de continuar, aclaramos que para analizar de manera comparativa la evolución de los tipos de delitos comprendidos en el Mapa del Delito, solo tuvimos en cuenta aquellas que se encuentren completas como Robo, Hurto, Robo Automotor, Hurto Automotor, Homicidio Vial y Homicidio Doloso. La categoría Lesiones por Seguridad Vial no aporta información en el segundo semestre del año 2019 y, por lo tanto, no ha sido incluida para el análisis comparativo.

Cantidad de delitos denunciados: 455.510
  • ROBO

¿Qué se entiende por “robo”?

El artículo 164 del Código Penal lo define como la apoderación ilegítima de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, con fuerza en las cosas o con violencia física en las personas, sea que la violencia tenga lugar antes del robo para facilitarlo, en el acto de cometerlo o después de cometido para procurar su impunidad. Se trata de un delito penado con prisión de un mes a seis años.

¿Cómo ha sido la evolución de la cantidad de denuncias por robo en la Ciudad?

A pesar de las altas y bajas registradas de manera semestral durante los últimos cuatro años, la tendencia interanual refleja un leve descenso. De las 67.355 denuncias de robo registradas en el año 2016, se pasó a 62.667 en el año 2019. Es decir, una reducción del 6,96%. Un dato muy alentador que refleja las consecuencias de las distintas estrategias adoptadas por las fuerzas de seguridad destinada a disuadirlo.

  • HURTO AUTOMOTOR

¿Qué se entiende por “hurto automotor”?

Todo hecho registrado como Hurto, donde el objeto sustraído es un vehículo o sus partes. Para comprender más fácilmente lo que significa este tipo de delito, se puede mencionar la sustracción de ruedas, espejos, etc.

¿Cómo ha sido la evolución de la cantidad de denuncias por hurto automotor en la Ciudad?

El último año ha acentuado la tendencia a la baja, manifestada durante el período 2016-2018. De hecho, en el 2019 ha bajado un 18,18% con respecto al año anterior, registrando una suma anual de 4649 casos en sólo doce meses.

  • ROBO AUTOMOTOR

¿Qué se entiende por “robo automotor”?

Todo hecho registrado como robo, donde el objeto sustraído es un vehículo completo con motor de cuatro o más ruedas, sin perjuicio de la presencia de su titular o conductor.

¿Cómo ha sido la evolución de la cantidad de denuncias por robo automotor en la Ciudad?

Podría decirse que el robo automotor ha seguido la misma tendencia registrada en el hurto automotor, aunque en una proporción menor.

Entre el año 2016 y 2019, se han denunciado en total 11.036 casos de robo automotor en toda la Ciudad, promediando así una cifra de 2.759 casos por año. La buena noticia es que en el último año, la cantidad denunciada ha sido la menor.

  • HOMICIDIOS POR SINIESTROS VIALES

¿Qué se entiende por “homicidios siniestros viales”?

Muerte registrada como homicidio en un siniestro vial, generalmente calificado los términos del Artículo 84 y 84 bis del Código Penal, sin considerar la imputabilidad o culpabilidad del autor.

¿Cómo ha sido la evolución de la cantidad de denuncias por homicidios siniestros viales en la Ciudad?

Los dos últimos tipos de delitos corresponden al registro de homicidios pero corresponden a distintas circunstancias. En los últimos doce meses se revirtió la tendencia al alza que se venía manifestando en el período 2016 – 2018. De un año al otro, la baja fue del 34,75% con solo 92 casos.

  • HOMICIDIOS DOLOSOS

¿Qué se entiende por “homicidios dolosos”?

Muerte violenta registrada como homicidio doloso en los términos del Artículo 79 del Código Penal, sus atenuantes y agravantes, sin considerar la imputabilidad o culpabilidad del autor. Incluye los hechos registrados donde la persona fallecida fue reportada cometiendo otro ilícito.

¿Cómo ha sido la evolución de la cantidad de denuncias por homicidios dolosos en la Ciudad?

En el último año se registró la menor cantidad de homicidios dolosos en la Ciudad, con 91 casos en doce meses.

¿Qué es el Mapa del Delito?

La legislación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de la Ley del Sistema Integral de Seguridad Pública, indica que el Mapa del Delito constituye una herramienta de gestión dirigida a la recopilación, procesamiento y análisis de la información concerniente a las actividades delictivas que se desarrollan en el territorio de nuestra Ciudad. En este sentido, la estadistica se nutre de la información aportada por cada denuncia policial, por eso hay que remarcar la importancia de realizar la denuncia pertinente no solo para exigir justicia y esclarecer un hecho de inseguridad sino, también, para que las fuerzas policiales puedan implementar mejores estrategias a la hora de combatir el crimen.

La finalidad del Mapa del Delito es avanzar en la elaboración de un diagnóstico certero de las causas y procesos que confluyen en los hechos delictivos registrados en las distintas Comunas, contribuir a la elaboración de estrategias de prevención y conjuración del delito, promover un direccionamiento estratégico de los recursos humanos y logísticos de los servicios de seguridad y favorecer una respuesta oportuna a los requerimientos de la población en materia de seguridad. De esta manera, se abordan los delitos de gravedad y de mayor grado de ocurrencia, intentando transmitir la información de la manera más abierta y comprensible para todos los vecinos de la Ciudad. El objetivo no es ofrecer una herramienta operativa con detección de “puntos o zonas calientes” estadísticamente significativos y patrones de distribución del delito que no responden al azar, sino brindar una opción de consulta sencilla para toda persona sin conocimiento técnico en seguridad, análisis del delito, y/o jurídico.

Para más información, diríjase a la página https://mapa.seguridadciudad.gob.ar

El Mapa del Delito