Cae una banda que asaltaba locales en el barrio 409

Personal de la Comisaría 41 de la Policía de la Ciudad fue alertado por un llamado al 911 sobre un ilícito en el interior de un local de indumentaria.

Al llegar al lugar los agentes hablaron con la víctima, la dueña del comercio, quien indicó que estando dentro del mismo observó como cuatro hombres descendían de un auto color gris para irrumpir en su local, mientras que una cuarta persona esperaba con el auto en marcha.

La mujer logró salir antes que los delincuentes ingresaran al comercio, para refugiarse en una fiambrería vecina desde donde dio aviso a la policía. Al observar estos movimientos, los ladrones abordaron el vehículo y se dieron a la fuga por la avenida Nazca hacia Juan B. Justo.

Con la descripción aportada, los oficiales alertaron a varias patrullas, iniciando la búsqueda de los malvivientes. Al lograr divisarlos los agentes policiales establecieron un operativo cerrojo para cercarlos y detenerlos, pero al notar la presencia policial, los delincuentes aceleraron de manera temeraria poniendo en peligro a terceros.

Al ingresar en una calle en contramano, los ladrones chocaron con un vehículo particular y un taxi, y en ese momento tras arrojar un arma de fuego al piso, continuaron huyendo a pie. Los efectivos de la Policía de la Ciudad rápidamente persiguieron a los delincuentes logrando detenerlos a los pocos metros en Argerich al 1.200.

Al chequear los datos por sistema, pudo comprobarse que uno de los delincuentes era menor de edad, mientras que el vehículo en el que se trasladaban tenía pedido de captura por tratarse de un auto robado.

Los agentes dieron aviso al SAME, ya que dos malvivientes se encontraban heridos, tras lo cual fueron derivados con custodia policial a una clínica de la zona, mientras que los dos restantes fueron trasladados a a la Comisaría 41 y el menor al Instituto Inchausti.

El Juzgado Interventor solicitó el secuestro de los elementos encontrados, entre ellos el automóvil en el que se desplazaban, además se secuestraron: tres gorras, un morral de cuero, una funda apoyacabezas, tres teléfonos celulares, un revólver calibre 32 con la numeración limada con seis cartuchos en su interior, un pasamontañas, una mochila, un recipiente de plástico, ocho bolsas de consorcio, los dos rodados chocados, un revólver calibre 22 con cuatro cartuchos con la numeración poco legible, un juego de llaves, dos camperas, una gran suma de dinero en efectivo, una billetera con una tarjeta SUBE y pesos argentinos, dólares y bolívares venezolanos.

Todos los imputados quedaron a la espera de las actuaciones judiciales correspondientes.

FUENTE: www.online-911.com

Deja un comentario

Una vecina atrapó a un policía robando los ahorros que escondía en el auto 291

pernambuco

Tenía el dato de que allí había una importante suma de dinero

Atrapan a un policía robando dentro del auto de una vecina. El hecho ocurrió en la madrugada del 28 de febrero, cuando la dueña de un auto salió a la puerta de casa para ver qué estaba pasando, ya que el alarma  estaba sonando. Dentro del rodado encontró a un uniformado buscando algo, como si supiera que allí había algo que le interesaba. Inmediatamente, la víctima reconoció un faltante de dinero, oculto en el vehículo, y llamó al 911 para esclarecer el hecho.

Este insólito hecho ocurrió en la calle Pernambuco al 2200, a pocos metros de la avenida Álvarez Jonte.  Una vecina escuchó el alarma de su auto Ford Docus y salió a chequear qué pasaba antes de apagarla. Se encontró con algo que le llamó la atención: un policía estaba adentro. Sorprendida, se acercó y le preguntó al oficial qué hacía allí. Este le dijo que como la ventanilla se encontraba baja, había ingresado para buscar la documentación y así dar con el propietario para darle aviso de este descuido. Sin embargo, la excusa no fue lo suficientemente convincente y desconfió del testimonio policía. Por un instante creyó que este sabía que allí había una importante suma de dinero escondida y, por las dudas, se fijó si aún estaba.

Inmediatamente, se dio cuenta de la verdad. El dinero ya no estaba. El policía encontró una suma de $72.000 debajo del asiento del acompañante y dejó solo $10.000. Sin esperar a que el efectivo se fuera, avisó inmediatamente al 911 y acusó al uniformado de haberle robado la plata que tenía oculta.

Hasta ese momento, el episodio aún presentaba cierta confusión, ya que era la palabra de la víctima contra la del ladrón. Pero antes de que se fuera el patrullero ocurrió algo que dio un giro al caso. La mujer observó que al pie de un árbol, tapados con escombros a la vuelta de su casa, había varios billetes de $500. Eran los 50.000 pesos que le faltaban de su sobre. El policía acusado de ladrón no tuvo más remedio que admitir el hecho. Quedó detenido y fue apartado de su cargo mientras se lleva adelante la investigación.

Fuentes policiales informaron que toda la secuencia fue observada por un testigo, quien había sido el que le dio aviso al efectivo de que el Ford Focus se encontraba con los vidrios bajos.La causa quedó a cargo de la Fiscalía Nacional, Criminal y Correccional 62, cuyo titular es el doctor Ariel Yapur, y del Juzgado Nacional Criminal y Correccional 59, de la jueza Paula Petazzi.

Fuente: Infobae

Secuestraron al dueño de un taller mecánico, haciéndose pasar por clientes. 1999

Delincuente

La familia de la víctima pagó 150 mil pesos como rescate y la víctima fue liberada 12 horas después. Los captores fueron detenidos.

El dueño de un taller mecánico de nuestro barrio fue secuestrado en su local por delincuentes que se hicieron pasar por clientes. Fue liberado en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, tras el pago de 150 mil pesos de rescate. Sus captores acabaron detenidos luego de un intenso tiroteo con la policía.

Todo comenzó alrededor de las 14 hs. de este viernes, en un taller mecánico situado en avenida Nazca al 3100, en barrio porteño de Villa Del Parque. Según informó el Ministerio de Seguridad, tres hombres llegaron al local a bordo de un auto, solicitando asistencia por un problema con rodado. Fue así que el dueño se acercó a atender sus clientes pero fue sorprendido al darse cuenta que se trataba de delincuentes, cuando a punta de pistola lo obligaron a ingresar al vehículo.

Tras unos minutos, los secuestradores llamaron al hijo de la víctima y le exigieron el pago de 30 mil dólares para acceder a liberar a su padre.Ante esta situación, el hijo del mecánico realizó la denuncia correspondiente.

La causa recayó en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 1, a cargo de Jorge Felipe Di Lello, quien ordenó la intervención de la Policía Federal Argentina (PFA), cuyos efectivos comenzaron de inmediato a realizar tareas de campo para localizar el origen de los llamados.

Mientras tanto, los llamados de los captores continuaban, exigiendo el dinero, amedrentando al hijo, a quien le hicieron escuchar la voz de su padre y el estallido de disparos de armas de fuego.

Avenida Nazca al 3100

La tecnología de geolocalización le permitió a la policía establecer el origen de las llamadas, siendo esta la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza, en el oeste del conurbano bonaerense.

Hoy, alrededor de las 2:30 de la mañana, los secuestradores mantuvieron una nueva comunicación con el hijo de la víctima, quien les aseguró haber reunido cerca de 150 mil pesos.

Por este motivo, los captores le ordenaron al hijo del mecánico que se dirigiera a un corralón, en la esquina de Ruta 3 y Blas Parera, en Virrey del Pino, para una vez allí recibir nuevas instrucciones. Allí, la policía montó un anillo de seguridad.

Tras unos minutos de espera, fue divisado un auto Ford Ka que provenía desde la zona cercana al origen de las llamadas, por lo que los oficiales comenzaron a seguirlo de manera sigilosa.

Luego de recorrer unas cuadras, desde ese vehículo bajaron al mecánico, atado de pies y de manos, y los secuestradores tomaron el dinero con intenciones de fugarse.

Los policías interceptaron la marcha del rodado chocándolo y les impartieron la voz de “alto” pero los delincuentes se escaparon y en la huida comenzaron a dispararles, agresión que fue repelida y que desencadenó un tiroteo.

Varias unidades de la PFA se sumaron a la persecución, por lo que el conductor del vehículo bajó la velocidad, permitiendo así que sus dos cómplices descendieran e intentaran escaparse corriendo mientras seguían disparando, pero uno de ellos fue baleado y detenido en el lugar, mientras que otro de los secuestradores fue capturado minutos después, a varias cuadras.

En tanto, el conductor del Ford Ka fue interceptado metros después por otro móvil de la PFA y también fue detenido.

Se incautaron armas de fuego, el dinero pagado por el rescate de la víctima, teléfonos celulares y documentación de interés para la causa.

Fuente: Télam.

Para robarle a una familia, la encerraron con dos autos 1808

Delincuente robando

Todo un golpe comando para quitarle el auto a un vecino.

Un automovilista que circulaba con su familia por la calle Llavallol fue encerrado por dos vehículos, del cual descendieron 5 hombres armados para quitarle el auto a punta de pistola. Lo tomaron y se dieron a la fuga.

El hecho ocurrió el jueves 31 de enero, a las 23.40 horas. Recién hoy se dio a conocer debido a la filmación de una cámara de seguridad que instaló un vecino en la puerta de su casa.  En la filmación se observa cómo un Peugeot 308 blanco, que transitaba por delante del VW Fox gris oscuro de la víctima, frena su marcha y sus ocupantes se bajan a increparlos.

Muy pegado al auto robado, se detiene por detrás un VW Cross Fox gris claro. Sorprendentemente, este también era parte del ilícito. Tenía por objetivo evitar que la víctima escape. De ambos autos se bajaron 5 personas armadas que intimidaron y obligaron al  matrimonio con su beba y un amigo de ellos a abandonar el auto. Antes de que se pudieran ir, los ladrones los palparon y les quitaron todo lo que podían.

Según trascendió, la familia vive a unas 20 cuadras del lugar del hecho, cerca de la estación de Villa del Parque. Ninguno sufrió heridas.

La policía investiga si los automóviles que utilizaron los delincuentes eran robados y trata de establecer la ruta de fuga para dar con sus paraderos.

Interviene el Fiscal Nacional en el Correccional Número 34 a cargo del Dr. Zoni y la secretaría a cargo de la Dra. Grieben.

FUENTE: www.minutouno.com