Hoy y siempre 282

Jose Garay Dibujo Malvinas

Ausencias y presencias. Lejanía y proximidad. Han pasado 37 años y aun recordamos como si fuera ayer lo que ocurrió entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982.
Familiares, amigos y gente que nunca hemos conocido emprendieron la heroica de misión de luchar en nombre de la justicia, con el Honor y el Deber de servir a la Patria.
Muchos han vuelto y a muchos los seguimos esperando, porque los piratas pueden haber ganado la guerra pero no han vencido a ese profundo sentimiento de amor, lealtad y compromiso que los argentinos tenemos dentro.

Queremos compartirles una imagen tomada hace un año, un retrato para reflexionar en silencio todas las cosas que nos evoca una fecha tan importante como la de hoy.

Ella es Emilia Fernández, mamá de Luis Roberto, quien después de 36 años pudo sentarse frente a la tumba de su hijo, en el cementerio de Darwin. Hasta ese momento, ella no sabía dónde estaba el cuerpo de su querido hijo. Allí, bajo el frío viento de Malvinas, Emilia pudo finalmente despedirse de Luis Roberto, quien durante 35 años sólo fue un “Soldado solo conocido por Dios”. Durante mucho, mucho tiempo ella se preguntó dónde estaba su hijo, qué le había pasado y ahora que lo encontró, pidió traer aunque sea sus restos al continente por una simple razón: “Quiero traerle una flor y prenderle una vela y si está tan lejos no voy a poder”.

Esta conmovedora imagen movilizó la imaginación y el talento de un dibujante, José Luis Garay, quien materializara con lápiz y papel ese encuentro que todos deseamos que hubiese ocurrido.

La guerra de Malvinas costó la vida de 649 personas y el posterior suicidio de cerca de 300 veteranos. Prohibido olvidar.

error: EL PORTAL DE VILLA DEL PARQUE® Todos los derechos reservados ©